Un regalo de Sergio Astorga

miércoles, 5 de agosto de 2009

Tempus fugit: Ya 2 años





Leroy Anderson (1908-1975). El reloj sincopado. Clásicos Populares Infantiles.Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE. Dir.: Mariano Alfonso. RTVE, 2004.


Amilcare Ponchielli (1834-1886). Final de La danza de las Horas. La Gioconda. Clásicos Populares Infantiles. Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE. Dir.: Enrique García Asensio. RTVE, 1999.


Zoltán Kodály (1882-1967). Reloj musical vienés. Suite "Háry János". Orquesta Philharmonia Hungarica. Dir.: Antal Dorati. Mercury Living Presence, 1957







- Fasolt, querido, ¿todavía hay alguien ahí fuera, en el salón?

- Sí, señora condesa. Han venido a felicitarla sus amigos de siempre, los de verdad. Ellos no la han abandonado nunca.

- Siempre he dicho que no los merezco y lo mantengo. Es más, en estos ultimos meses los he tenido muy desatendidos, pero es que ha sido un año irregular y algo durillo...

- Bueno, digamos señora que fácil del todo no ha sido, no. Sin embargo y a mi entender, hay que verlo desde otro punto de vista. Para otros ha resultado mucho menos llevadero, más difícil y angustioso. Nosotros, si me permite la familiaridad, hemos tenido que pasar por situaciones algo complicadas y espinosas pero...

- No me he portado muy bien con ellos y bien que me duele. Pero es que ha habido momentos en que las circunstancias han podido conmigo y me han impedido cuidar a mis amigos como se merecen y acudir con regularidad a mi cita con ellos . Hemos publicado poco y a trompicones...

- Bueno, milady, pero el blog sigue abierto. Ni Freia, ni Vd. ni yo mismo pensamos nunca que llegaría a cumplir los 2 años (cómo pasa el tiempo) y aquí estamos pese a todo.

- Pensarán que intento justificarme y que hoy aparecemos por aquí para recibir las felicitaciones, pero no es cierto...

- No, no es verdad, condesa. Hoy hemos salido de nuevo a la palestra para decir que a pesar de las circunstancias algo adversas seguimos en la brecha. Que queremos seguir manteniéndonos en contacto, que necesitamos de ellos, de su compañía, de sus comentarios, de su apoyo, de su complicidad...

- Pero es preciso también que sepan que la falta de dedicación hacia ellos no ha sido por capricho. Que un cúmulo de situaciones poco propicias han venido a hacer un poco difícil el atenderles comm'il faut. Que ha habido demasiados problemas de salud en la familia, que los vientos han soplado en contra buena parte del año y que esta condesa, de repente, se ha encontrado muy cansada y sin fuerzas ni ánimos. Además, a lo largo de estos meses, en este mundillo, al igual que en la vida real, ha habido un poco de todo: amigos que no esperábamos encontrar, pero también inesperados y sorprendentes insultos y, especialmente, dolorosas ausencias que han hecho que me planteara más de una y de dos veces cerrar la bitácora...

- Sí, es verdad. Pero siempre hubo alguien querido que la convenció para que no lo hiciera. Que consiguió tras mucho esfuerzo hacerle ver que todavía tenía cosas que aportar a esta "virtualidad". A veces, hasta yo mismo tuve que hacer de "abogado del diablo" para que no echara Vd. el cierre.

- Tienes razón Fasolt. A pesar de la falta de fortaleza en ocasiones, he tenido la enorme suerte de contar siempre con algo o con alguien apoyándome, a la luz del día o en la sombra, empujando suavecito para que yo no desistiera...

- Y sobre todo no debe olvidar, señora, que también se han dado un par de cosas real y excepcionalmente buenas que han servido para contrarrestar la mala racha ¿no?

- Claro que no me he olvidado en ningún momento de ello, querido. Vuelves a tener razón. Y las dos cosas han servido para conjurar todo lo malo acaecido. Porque en ambos casos se trataba de lo mismo, encerraban lo mismo: la vida. La vida y el afecto profundo abriéndose paso ante la angustia, la ansiedad, el llanto, las contrariedades. La vida fluyendo imparable, renovadora, mágica, haciéndome sentir alegre, joven, hermosa y viva. La vida arrollándolo todo a su paso. Y toda la tristeza y el dolor de antes y después han valido la pena sólo por haber podido experimentarla...

- ¿Lo ve, señora, como el balance no ha sido tan malo...?

- Es cierto, querido. Es bien cierto... Y luego están ellos, que no han dejado nunca de venir por aquí, que se han mantenido fieles a la bitácora y su dueña. Que han escuchado de buen grado y con atención la música que les ponía, aun cuando a algunos no les gustase en absoluto...

- Por ese motivo, señora, ahora debe intentar alegrar el ánimo, vestirse y salir al salón para recibirlos como se merecen. Si me permite el consejo, póngase el vestido turquesa, ése que le sienta tan bien y vaya a atender a sus amigos como Vd. sabe hacerlo y ellos lo valen . Y por supuesto, a celebrar este segundo aniversario, que no es poco.

- ¿Tú crees mi fiel Fasolt que todavía les apetecerá charlar conmigo?

- Pues claro, condesa. Están todos. Hasta Freia ha cambiado sus vacaciones para estar hoy aquí. La única que faltará, ya lo sabe, es la Sobrecogida, que debe recuperarse de esa vieja lesión pero, aun así, será como si también estuviera...

- De acuerdo, querido, tú ganas. Me apetece mucho volver a ver a mis viejos amigos y decirles que los echo mucho de menos y que no me he ido nunca demasiado lejos, ni del todo ni por supuesto me iré, aunque no pueda estar tan a menudo con ellos como quisiera... A ellos va dedicado el poema de Seidl que Schubert transformó en el hermosísimo lied que hoy les traigo...

- Claro que sí. Esta es mi señora...

- Fasolt, querido... ¿Crees de verdad que estoy presentable...?

- Está Vd. preciosa, Madame... ¡Feliz cumpleaños mi querida condesita!


Franz Peter Schubert(1797-1828). Am Fenster (En la ventana). Op. 105, nº 3 D878 (letra de Johann Gabriel Seidl). Dietrich Fischer-Dieskau, barítono. Sviatoslav Richter, piano. Deutsche Grammophon y Multimedia, 1978.

[Pulse en HQ para disfrutarlo con una excelente definición]
Vía Dewvey. Texto original


En la ventana

Vosotros, queridos muros acogedores e íntimos,
que me rodeáis con vuestro frescor,
y me observáis con brillos plateados,
cuando allí arriba hay luna llena.

Una vez me visteis triste,
con la cabeza entre mis cansadas manos,
cuando me veía a mí mismo solo,
y nadie me comprendía.

Ahora una nueva luz ha despuntado,
y pasó el tiempo de la tristeza,
y muchos recorren conmigo el camino
que lleva a través del santuario de la vida.

El azar nunca se la robará
a mi sentimiento fiel,
la llevo en lo más profundo de mi alma,
allí donde ningún azar alcanza.

Tú, muro, me imaginas todavía melancólico como antaño,
pero la mía es una alegría sosegada;
cuando reflejas la luz de la luna,
el corazón se me ensancha.

Imagino entonces en cada ventana
un rostro amigo, inclinado,
que también mira al cielo,
que tambien piensa en mí.


(Sobre un poema de Johann Gabriel Seidl)
(Trad. Paz Juan)

21 comentarios:

anarkasis dijo...

yo pasaba cual buena y cotorra vecina a ver que se cocía por este justiciero palenque, y me encuentro tempos festivos y un cumpleaños, buenoOOOO, buenOOOOO, buennnOOOOOO,
luego anda un tío haciendo golgoritos mientras otro toca el piano, los dos solos, solos, en una sola habitación,
buenoooooOOOO,
me voy a dejarlos solos que esos van a cocer algo, porque cuando un chico toca y el otro canta, me recuerdan a la copa warren.
..., buenoOOOO, buenooooOOOO, buenoooooOOO,

Jose dijo...

Muchas felicidades por este segundo aniversario Freia, y a seguir en la brecha por muchos años mas, yo aunque no comente sigo visitandote.

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Amiga mía, siento que no haya palabras para expresar mi emoción por volver a verte por tus Variaciones. Hoy, con dos años cumplidos te veo renacer. Mis más sinceras felicitaciones a mi condesita, a Freia, a Fasolt el explotado, a ¡la virgen!, la sobrecogida y la de la exclamación; y es que se parece usted al misterio de la Trinidad, pero con cuatro:
Cuatro personas distintas y una sola Paz verdadera.
Besos mil, y no en las manos, que hoy quiero rozar sus mejillas.

Salud y República

Charles de Batz dijo...

Pues nada, se abre el champán, la orquesta comienza a tocar, y todos lo celebramos dando muestras de sincero júbilo.

Esto no es nada, cuando llegues a la docena, prometo desencorchar una vieja botella del mejor Bass Armagnac.

Salud

Isabel dijo...

El tiempo de los blogs y sus cumpleaños. Los míos llegan el més que viene. Otro motivo más para apreciar lo rápido que pasa, el tiempo digo.

Mi deseo es que sigas en la brecha porque para mí tu blog ha sido un espacio de relax y de poesía a través de la palabra y de tu música.

Y, animarte a seguir en la lucha de ese tiempo implacable tendiendo hilos para disfrutarlo.

Abrazos

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Felicidades y abrazos,

Diego

Ramiro Rosón dijo...

Le felicito, Freia, por esos dos años de blog. Esperemos que siga adelante durante mucho tiempo, porque, como decía Antonio Machado, "se hace camino al andar"...

Me ha gustado mucho el párrafo en que habla Vd. de la vida. La vida es un gran misterio. Y el ser humano de nuestros días, al que agobian todos los problemas de este mundo, debiera meditar más a menudo sobre la belleza de la vida.

Saludos.

Gemma dijo...

Claro que pensamos en ti. Bendito amigo ese que te convenció para que mantuvieras abierta esta ventana, pues como sabes, somos muchos los que disfrutamos asomándonos a ella, aunque no siempre sea posible divisar el mismo horizonte con igual claridad. Tampoco importa demasiado.
A mí me basta con saber que la Condesa anda atareada por la casa de aquí para allá con su fiel Fasolt detrás. Felicidades, liebe Gräfin.

Viele Küsse
Mega

Adanero dijo...

Querida condesa (tipití tipitesa).
Mi reloj, que ni es musical ni es vienés ni es reloj, me dice que hay fiesta en las Variaciones y que es la hora de la danza. O la danza de las horas, que lo mismo me da. Que digo yo que con estos calores ya la vale a usted ponernos a danzar. Nos va a dar un síncope y acabaremos todos como el reloj del tal Anderson. Un tipo majo este que lo mismo le hace a uno música con un reloj que con una máquina de escribir. Y con apellido ilustre. De cuentista y de ex jugador del Barça. Por si usted no lo sabía. Que si lo llega a saber prescinde del tal Leroy y nos pone algo de sir Thomas Beecham, que para algo jugó en el Madrí. O algo de su adorado Casillas, que cantar también canta. No tan bien como el Fischer-Dieskau, todo hay que decirlo. Que no sé si se entendía con el señor que lleva esa chaqueta tan fea, pero si la lengua bífida (¡qué digo bífida, trífida!) de Anarkasis lo dice, lo mismo hasta es que sí.
A mi el nombre de Fischer-Dieskau me suena a marca de herramientas. No sé, lo leo y me vienen a la cabeza cosas como Black & Decker. No me haga mucho caso, lo mismo son efectos de los treinta y pico grados que hace y del güiscazo que me estoy metiendo en su honor y en el de los dos años de su bitácora.

No se castigue tanto y deje de pensar que no se ha portado bien con nosotros. Si hablo de mí mismo, con lo borde y grosero que he solido ser en esta casa, he de reconocer que usted se ha portada más que bien.
Le daría un consejo para los problemas. Les pone uno cara de mala hostia (no sé si se puede decir esta palabra aquí), les dice cuatro palabras bien dichas, les da un par de collejas, y ya verá como se esfuman. Por cierto, mi cantante favorito (Enrique Urquijo de Los Secretos) tuvo un grupo que se llamaba Enrique Urquijo y Los Problemas. Le recomiendo tanto a unos como a otros. Estoy seguro de que le van a gustar. Si se los suministra usted entre aria y oratorio ya verá que efecto más agradable producen en usted.

Que sigo, que la cosa va para rato.

Ese alguien querido que le recomendó siempre que no cerrara la bitácora es un capullo. Seguro que él no tiene que enfrentarse a la pantalla en blanco y partirse la cabeza pensando de que va a escribir uno. No le estoy diciendo que cierre esto, pero que al alguien querido le de usted dos collejas como a los problemas, se lo recomiendo.
Habla usted de la vida. La vida, la vida... ¡Ay la vida! Coño que bonita es la vida. Y si tiene uno la suerte de afrontarla con serenidad, ya ni le cuento. Le recomiendo que busque a esa lagartona que a veces se hace la huidiza. Ya verá como la vida se transformará en LA VIDA. "Asín", con mayúsculas bien grandes.
No quisiera corregir su escrito, pero comete usted un error al decir "haciéndome sentir alegre, joven, hermosa y viva". Debería haber escrito que es usted "alegre, joven, hermosa (con permiso del señor Erre Ge) y viva". No me confunda ser viva con ser un vivales. Que tiene usted la facilidad de cambiar mis palabras y luego pasa lo que pasa.
Sé que usted siempre hace caso a Fasolt, pero si esta vez no lo hace y sale al salón a recibirnos sin vestirse, tampoco la vamos a decir nada. Que cada uno en su casa hace lo que quiere. Y sin en vez de casa se trata de un palacio ya ni le digo.

Y para rematar esto (que ya va quedando largo), decirla que es todo un placer leer una entrada suya y ver que está trufada (tampoco mucho) de palabras en francés y no hay atisbo de esa lengua de bárbaros que usted adora tanto. Esos sí, ya ha tenido que venir la geminiana germana menor y soltar sus liebe, sus Gräfin y demás palabras impronunciables. Hay cosas que no cambian a pesar de los dos años. Afortunadamente.

Que muchas felicidades condesita. Que cumpla usted muchos más y que nosotros lo veamos.
Hoy más que nunca beso su siniestra mano.

Un saludo.

P.D.: Me ha quedado largo, ¿no?

Adanero dijo...

Esa "n" del "Y sin en vez", no la he puesto yo. Se me ha escapado del Jack Daniel's. Ahora en la botella pone Jack Daiel's.
Pues eso.

Freia dijo...

Buenas noches a todos. Me habría gustado venir antes, pero el día ha sido largo. Verán es que he tenido que ordenarle a la costurera que adaptase un poco el traje turquesa. Y entre puntada y puntada no he tenido tiempo de corresponder hasta ahora mismo a sus felicitaciones.

Gracias a todos.

A mi querida Anarkasis, que siempre me previene sobre las zanjas de Gallardón y me lía al bueno de Richter con Fischer-Dieskau.

Al joven cordobés, que espero tenga a buen recaudo la motosierra...

A mi querido Rafael, mi auténtico amour fou, al que adoro aunque sepa que lo nuestro es imposible. Y por la paciencia que tiene con la "santísima Tetranidad", aunque seguramente no sabe que tendríamos que hablar de "heptanidad"... lo menos.

A mi buen Charles, porque nos tomaremos ese espléndido Armagnac, para brindar especialmente por su pequeño príncipe y sus futuras obras.

A Isabel, porque prometo que estaré en su cumpleaños y porque sus palabras son como un bálsamo que ayuda a tender hilos.

A Diego, porque tengo unas ganas enormes de poder oírlo en directo y espero que esta vez, en el Auditorio, vaya la vencida. Y por sus palabras, cada cierto tiempo, ya sea de felicitación o de apoyo.

A Ramiro, porque se ha convertido ya en un asiduo de esta casa y porque lo que dice y lo que escribe en su bitácora o en los comentarios es hermoso. Y para que me perdone por no contestar en la entrada anterior (cuando por desgracia tengo que colocar el Adagietto de Mahler en este blog, nunca contesto a los comentarios: la rabia, el dolor y la indignación me lo prohíben siempre).



A mi MegaMaga Gemma, meine liebste Zaubererin, por sus palabros en alemán, por sus microrrelatos, porque la echo mucho de menos y por seguir asomándose a esa ventana.

A Adanero, porque no lleva reloj, porque se ha dejado caer por aquí después de tanto tiempo y además ha reabierto el llorón. Por la incontinencia verbal y porque en día tan señalado viene en son de paz. Y por pasarse (al menos hoy) del Scotch al Bourbon. A lo mejor hasta le hago caso y dejo caer por ahí un par de collejas.

Mil gracias a todos, rosotros amigos, por estar ahí, en otras ventanas... Tan cerca. Un beso muy fuerte a todos.

siempreconhistorias dijo...

Muchas felicidades, condesita, luce usted bellísima con ese traje y mis oídos se acuestan hoy relajados después de tan bellas músicas.
Dos años, toda una vida!
Felicidades!

Dardo dijo...

Querida condesita vuelva Vd. a una actitud infantil; pronta a adivinar un misterio en cada cosa, rauda a descubrir todo. Feliz con lo pequeño; con las cosas simples. Tenga Vd., apreciada amiga, la mirada pícara y a la vez ingenua de un niño de tres años. Báñese desnuda en el mar cual diosa Venus volviendo a su origen. Volvamos todos a nuestro hito inicial; dejemos los pesados bagajes que nos han "civilizado" y seamos algo más silvestres. Sea Vd. Diana cazadora y los demas Faunos sin sexo (o con él para quien gustara). Sonría amiga, sonría y así conjure Vd. los malos humos y a los vampiros que nos roban la energía.

Muchas felicidades amiga y no cierre Vd. este oasis al que acudimos a los sedientos.

P.D.: Ya veo que Vd. no está de vacaciones. Yo termino esta semana. Saluditos.

Freia dijo...

Querida siempreconhistorias

Gracias por haber venido a la fiesta de cumpleaños. Yo creo que Madrazo tiene que ver mucho con que me siente tan bien (y también)el traje. Me sacó favorecida. Lo de la música es mérito de ellos, los que la hicieron. Me alegro que te guste la selección y que consideres esta casa como un refugio de tranquilidad.
Un abrazo.

Dardo

Mi querido Dardo. Sé lo mucho que te cuesta salir a la palestra (no te puedes ni imaginar hasta qué punto lo sé), por eso doblemente gracias por haber venido. Y porque tú, precisamente tú, me des esos consejos tan especiales. Yo también creo que deberíamos desnudarnos de vez en cuando de tanta "civilización" y volver a ver las cosas con otra mirada, menos contaminada y más limpia.
Te debo un correo y prometo escribirlo.
Un abrazo muy fuerte.

NáN dijo...

Charles, si a usted no le importa y mi gerontólogo no mira, me encantará probar ese Armagnac en honor de la condesita.

Condesa, ¡ay, los nobles!, no están acostumbrados a los contratiempos. Ande, ande, que no hay dos sin tres, y en dos años más, no hay quinto malo... y así mientras haya refranes y cuando no los haya los inventamos.

El caso es que seguimos por aquí, Nos felicitamos de la recepción (está usted realmente hermosa) y, como durillo de oído... ¡reconozco que no oigo todas las piezas musicales, pero sí muchas de ellas!

Un placer, la parte de estos dos años que la he conocido. Placer que no pienso perderme en el futuro.

Y abrazos a todos, que son como amigos.

Freia dijo...

¡Que razón tiene mi querido Nàn! Los aristócratas somos de blanditos...
Me alegra que reconozca las piezas musicales. Son de ésas que uno ha oído siempre un millar de veces pero no sabe ponerle autor y título. Quizá sólo la de Schubert sea algo más desconocida.
Sabe que para mí también es un placer haberle conocido y yo tampoco pienso perderme el futuro.
Un abrazo muy fuerte y ¡cuidado con los manzanos, que los carga el diablo!

AF dijo...

Siempre he admirado su lozanía y juventud, su mirada pícara (que la tiene, no lo niegue) y su costumbre, engorrosa no obstante para quienes, como este servidor, hacen de la expresión de los sentimientos un ejercicio de disciplina, de hacer que los demás notemos que nos quiere.

Dos años con un blog, lo sé por experiencia, son más que los veinte del tango. Yo, al menos, miro hacia atrás y, a esa distancia temporal, lo que veo me parece de color sepia.

Mucho mérito tiene lo suyo, haber recalado en esta esquina de la sociedad del comentario y haber dejado en ella una impronta sin levantar ni una sola vez a voz.

Colige, virgo, rosas.

fra miquel dijo...

Bueno, llego tarde a la fiesta, pero es que he estado unos dias por allí, por el monte, reponiendome de los estreses de la vida cotidiana.
Celebro leerla i oir su música tan animada, despues de una temporada ciertamente triste.(aunque no he entrado a comentar si que lo he hecho para escuchar)
A celebrarlo pues! Y a vivir! que son dos dias.
Felicidades por estos dos años de blog

Un petó i una forta abraçada

Freia dijo...

Antonio

Pues lo siento por lo "engorroso" (jejeje) que le pueda resultar, pero es que yo lo quiero a Vd. mucho y desde hace muchos años.

A mí también me parece mentira lo de los dos años, en especial en una vaga irredenta y además de carácter voluble e irregular por demás, como yo. No es broma. A veces me han dado ganas de tirar la toalla, pero los buenos consejos y el saber que había alguien al otro lado, me han hecho seguir siempre. Me alegro de ello.
Un beso muy, muy fuerte.

Fra Miquel

Mi querido Pater. A esta fiesta nunca se llega tarde porque el espíritu permanece (eso sí, de la tarta hace días que no quedan ni las velas). Hace Vd. bien en alejarse del mundanal ruido... Beatus ille!. Suele ser además un buen remedio contra la tristeza.

Un petó i una forta abraçada també per a tu. (espero que se escriba más o menos así).

Tanhäuser dijo...

Querida Freia.
El cumple de Variaciones me pilló de viaje y no estuve a tiempo de felicitarte como mereces.
Me gustaría decirte que me tienes muy preocupado. El último post que publicaste me ha dejado con el alma en un puño.
Sabes que me tienes aquí para lo que sea, ¿de acuerdo?
Muchos besos, mi querida amiga.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.