Un regalo de Sergio Astorga

jueves, 29 de abril de 2010

Sinestesia nocturna



Domenico Ghirlandaio (1449-1494). Nacimiento de la Virgen. (1491). Capella Tornabuoni. Santa Maria Novella. Florencia. (doble click para ampliar)



Por el hueco que la noche va abriendo se cuelan alborotados pensamientos de luminoso azul cobalto y verde jade, empapados de callada y oscura serenidad en fa menor. El agua gotea tranquila, acompasada y persistente. Hace sueño.



J.S. Bach (1685-1750). Concierto para piano nº 5, en fa menor, BWV 1056. II Largo. Murray Perahia. Sony, 2001

21 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Comenzar el día con esta exquisitez hará que mi sonrisa permanezca durante muchas horas. Gracias por tanta belleza.
Que tengas un día estupendo!
Un beso

Adanero dijo...

Querida condesa tipití tipitesa.
Pues no lo pillo. Y eso que la cosa es cortita. Cosa extremadamente rara en usted. Que conste.
A ver si va a ser que el tal Bach es del Bayern München o algo así.
Buf, que nada. En unas horas vuelvo y ya la cuento. O no. Claro.

Beso su siniestra mano.

siempreconhistorias dijo...

Me quedo maravillada intentando sentir el azul cobalto empapado de serenidad oscura. ¡Bellísima entrada! Regresaré para escuchar la música que el tiempo me niega.
Un beso admirado, querida condesa.

RGAlmazán dijo...

No haga caso usted al tal Einyell, que de esto sabe poco.
Una preciosidad ese trío con el que, usted querida condesita, nos deleita. Un texto breve, poético, una pintura preciosa (italiana tenía que ser) y una pieza del maestro (a pesar de su nacionalidad). Un triángulo que se cierra y encierran esa sinestesia que tan bien describe.
Beso sus manos y no sabe lo bien que me sienta verla a usted sinestear de nuevo.

Salud y República

Mita dijo...

Me gusta todo, todito.
El cuadro (que lo voy a poner de cabecera en mi blog)
La música
Y mucho más el azul cobalto y verde.
¿Lo pasaste bien en la presentación de Dido?

Küsse, Freia querida

Isabel dijo...

¡Qué hermoso, querida Freia!

Me encanta que te muevas por mis hilos como yo por tu agua tranquila, acompasada y persistente.

Maravillosas sensaciones: azul cobalto y verde jade.

¿Se puede pedir más?

Freia dijo...

Hola a todos.

Por causas ajenas a mi voluntad (nada serio) no tengo tiempo de zascandilear por la red en un par de días.

Ante todo, gracias por sus comentarios. Si dentro de unos días tengo tranquilidad para hacerlo, les contestaré detenidamente y como se merecen. En todo caso, mil gracias por sus visitas.
De todas formas, yo lo
único que hice fue juntar, en un ataque de insomnio y muerta sin embargo de sueño, a Ghirlandaio y mis recuerdos de sus pinturas en Florencia y a mi querido Bach, que esta vez venía de la mano de Perahia, en un disco de regalo de cumpleaños.
Aviso: Procuren mantener a distancia a las suegras (aunque sean condesas madres). Y lo siento por aquellas de Vds.que ya lo sean o vayan a serlo algún día, pero es que a mí me tiene frita y ni el pobre Fasolt hoy es capaz de consolarme.

Les ruego sepan disculparme.

Antonio Rodriguez dijo...

Que bueno volverte a ver por la red y sobre todo por estos regalos musicales que nos haces.
Un beso.
Salud, República y Socialismo

Txema dijo...

Meine Liebe Freia:

Dos días, es demasiado tiempo en este caso. Me apabulla Bach en cualquier momento y el ansia me agita en el insomnio de la noche de luna llena.

auf wiedersehen

sergio astorga dijo...

Freia, permítame exudar remembranzas bojo los azules "acobaltados" en los insomnios celestiales. Este concierto escuchado cuando niño en el Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México, me mantiene unido a este descalabro de mundo. Le agradezco tal sutileza.

Tierra, mar y cielo de por medio para alejar semejantes engendros familiares, incompatibles con la buena vida. Le deseo suerte y firmeza.

Abrazo No.5 también en Fa menor.
Sergio Astorga

Gemma dijo...

Sé jade así de bien. ;-)
Un besote

PS: Te debo correo largo ya sabes por qué.

NáN dijo...

Cuadro, palabras ajustadas y música se "sinestesian" en serenidad. Los colores son los que aparecen en lo oscuro, después de la luz.

Gracias por este regalo tan bien conjuntado.

RICARDO MIÑANA dijo...

Desconecta estos dias te ira bien.
feliz semana.

Isabel Romana dijo...

Entonces ¿esos alborotados pensamientos azul cobalto están destinados a convertirse en sueños? ¡Qué envidia!
Besos.

ana dijo...

"... pensamientos de luminoso azul cobalto y verde jade..."

Y que nada los borre, que se sostengan en esas notas musicales con las que siempre nos sorprendes... y que podamos narrarlo, compartirlo, desmenuzarlo... delante de una estupenda cerveza o un aromático cafelito. Gracias.

Freia dijo...

Bueno, he encontrado un hueco, así que me desprendo del síndrome del conejo de Alicia y paso a contestarles uno por uno como se merecen. (comprueben que no hay coma entre uno y como. Luego no se llamen a error).

Ciberculturalia

Carmen, me alegro que la exquisitez te animara el día. A mí me ayuda a diario.
Un beso grande.

Adanero

Señor conde tipitín... Pues es extraño en Vd. lo del "NO lo PILLO" (no sé si lo pilla).
Y sí, la cosa es cortita. No lo dude.
¿Algo que objetar a los alemanes? Debería andar con ojo con lo que dice en este blog, cuya dueña presume de vez en cuando de ser pequeña hamBURGUESA... No sé si lo pilla.

¡Que le zurzan!

Siempreconhistorias.

Menos mal que después de los comentarios del conde de pacotilla viene Vd. con los suyos, querida.
Espero que haya tenido ya tiempo de escuchar la música. Le diré que mientras la escuchaba, la imagen de Ghirlandaio apareció de repente, con un azul cobalto que impregnó parte de mi mejor infancia.
Un beso muy fuerte

Rafael

Mi querido amigo. Le agradezco el consejo pero sabe que es redundar en lo de siempre...
Jajajaja. Está bien eso de un alemán que no lo parece.
Pues acabo de enterarme de que hay exposición de Ghirlandaio en el Thyssen a partir del 23 de junio. Dígale a doña Lola que una noche nos podemos ir a verla juntos.
Yo también beso sus manos, mon cher ami.

Mita

Te robé la idea en parte y yo lo puse de fondo de pantalla.
El azul cobalto y el verde jade son brillantes, luminosos. Me encantan esos dos colores, junto con el amarillo, ese amarillo canario tan lleno de luz.
Grosse Küsse, meine liebe.

Isabel

Jajajaja, lo del agua quedó bien ¿verdad?. La realidad es mucho más prosaíca. Se trata realmente del grifo de la cocina, al que ya hemos dejado por imposible. A veces incluso me ayuda a dormir.

Un beso grande.

Freia dijo...

Antonio Rodríguez

Mi querido Antonio. Vd. se apunta al FB y yo retorno a las sinestesias. La primavera no está haciendo efecto, afortunadamente.
Lo del "regalo" musical no creo que lo diga por el del FB de hoy. Aunque sea esperanzado no deja de ser dodecafónico, jajaja.
Un abrazo grande, Antonio.

Txema

Mi recién estrenado amigo. Gracias por el piropo inicial. No sabe lo que se lo agradezco. Máxime cuando no he pasado por su blog. Se me acumulan sus entradas de tan felizmente prolífico como es escribiendo.
Espero que el insomnio pasara con el cuarto menguante, porque el mío me está literalmente machacando.
Un abrazo.

Sergio Astorga

Ví que mayo ha mayeado en los Antojos y los disparatitos y se trata de Viena. ¡Huummm! Me pasaré en cuanto pueda por su colmado de ultramarinos. Lo prometo.

Yo tengo clavado en la memoria en concierto para piano nº 3 de Beethoven por razones muy parecidas.

El cobalto y el jade revolotean hoy por los cielos de Madrid, hoy totalmente velazqueños.

Un abrazo amarilleado que cruza charcos y distancias.

Gemma

Bueno, fue tu jade el que no me abandonó nunca.
Y sí, nos debes una entrada sobre esa fantástica presentación del día 27.
Un beso grande, fuerte y verde

Nàn.

O finalmente en la luz, después de la oscuridad, querido Nano.
Lo que está francamente bien.
Cuídese mucho, mucho, que la osamenta nos guía y conduce.
Un abrazo muy fuerte pero virtual, que no estruje.

Ricardo Miñana.

Bienvenido a esta casa, Ricardo.
Siento haberle hecho tan mal recibimiento a un ilustre recién llegado. Y además que trae de presentación tan serenas y justas palabras. Espero que sepa perdonarme. Y de nuevo, bienvenido a este salón lleno de gente encantadora y algún que otro troll disfrazado.

Isabel Romana

Pues eso quería yo mi querida Isabel. Pero aquel día no pudo ser. Menos mal que poco a poco Morfeo se va dejando.

Cuídese mucho, señora Imilce y cuidado con esa muñeca de firmar libros, que con toda seguridad tiene sobredosis.
Un beso muy fuerte, querida.

Ana

Mi buena Ana. ¡Qué privilegio conocerte! (esta vez no es la condesa quien habla sino Paz)

Yo también espero que los colores y las notas permanezcan sostenidas en el aire mucho tiempo.
Y espero compartirlos con Vd. a no mucho tardar (ahora sí es la condesa quien escribe) (Me va a matar esta esquizofrenia blogueril).
Un beso muy fuerte a las dos Anas y siga Vd. disfrutando su descanso primaveral.

anarkasis dijo...

Entonces se acordaron de vuecencia en el día de la madre, ¿a que si?

Freia dijo...

Anarkasis

Más bien me acordé yo de la madre de alguien y no de la mía precisamente, querida.

Espero que tus sobrinas a ti te trataran mejor. Estoy segura de que sí.

Fasolt te manda un abrazo con ínfulas.

Liliana Lucki dijo...

Gracias por la música y las informaciones de gran valor de su blog.

Saludo desde Argentina,Liliana

Freia dijo...

Bienvenida Liliana.

Gracias a Vd. por sus palabras. Espero que a pesar de lo poco formal que es esta condesa en cuanto a sus publicaciones, le agrade volver por aquí.

Ví sus obras y pasé tiempo y tiempo disfrutándolas.
Confío en que volveremos a coincidir en su bitácora o en la mía.

Un saludo y bienvenida de nuevo.