Un regalo de Sergio Astorga

martes, 22 de junio de 2010

Regreso a la normalidad





Con un año más. Con más peso y la piel más morena gracias al viento y hasta al sol. Con más kilómetros a la espalda. Con más paisajes y más piedras y más conocimiento de nuevos amigos en los ojos y el ánimo... Con los oídos felices de más aire y más silencio. Más viva. Más serena. Más alegre. Más...

De vuelta. Con arena incrustada en las playeras y los ojos. Con la cámara mojada en agua azul o gris que va y viene en cuanto te descuidas. Con la boca saboreando todavía abadías góticas, iglesias normandas en el límite de la playa donde las dunas se enseñorean de la roca. Con ciudades bordadas de casas de cal y vigas, estrechas, altas y de empinados piñones. Con la mente alegre reconociendo olores y sabores y músicas que había extraviado en algún balcón de la memoria. Con la frente descubriendo perfiles y contrastes y romper de olas...

Cansada físicamente; el alma ligera y otra. Relajada de planes y proyectos del verano que empieza. Alborotada de reencuentros con los viejos amigos en las madrugadas apacibles y de caminatas a dos antes de la piscina. Cargada de libros y canciones que espero desmenuzar en estos meses...

Preposiciones... participios... adverbios... -Ada... de... -ida... más... con...

Pero, sobre todo, con el verbo en voz activa y la conjunción causal... Porque conservo todavía lo que atrapé con los sentidos, el cerebro y las piernas. Porque la lluvia de Cancale o La Rochelle barrió de golpe las torpezas, los lloros y la pasividad... para y por siempre. Porqué callé, bebí, viví y disfruté. Y con la conjunción aprendí a destejer tristeza y rabia y a construir encajes bretones de bucles moebianos con el hilo de la tranquilidad, la risa y el sosiego. Y porque volví con los deberes hechos y bien hechos. Y aquí traigo la prueba.

El pozo está cegado y colmatado. Definitivamente.

Le toca el turno ahora a los infinitivos y gerundios y a nuevas conjunciones. Para no volver a resbalar, ni a a caer, ni a quejarme de mi. Por haber sido capaz de ponerle la tapa y llenar su vacío de oscuro y musgo con guijarros, sillares o menhires completados de arena. Aplanando, aplastando, no dejando el menor resquicio al falso hueco. Y subiendo metro a metro a medida que la contundencia de la piedra va formando una escalera sin bajada. Para llegar arriba, hasta llegar arriba. A la boca. A la del pozo y a la de las palabras y los besos. Y sustituirla por la nariz profunda y prominente del faro. Respirando mucho y mejor y más profundo. Y en superficie. Dejándome salpicar por los restos que rechaza la roca mojada en la piel de cal o piedra. Anclada en lo más profundo del peñón de granito rosa o cuarzo. Gritándole al viento, plantándole cara a la noche, girando con los brazos como lentes opuestas y de una luz feroz... una y otra vez... una y otra vuelta.

Vieja-Nueva. Gorda-Ligera. Pasivo-Activo. Boca-Nariz. Pozo-Faro. Fango-Agua de mar. Abajo-Arriba. Ida-Regreso.

La condesa pues retoma los papeles. Abre ventanas y puertas de par en par y airea la bitácora. Se acabó el luto. La casa se viste de blancos y verdes y azules o amarillos. Y todos Vds. están invitados a la reinauguración. No se preocupen del atuendo o la facha. Lo importante es que vengan y se traigan a punto la palabra, la sonrisa, la oreja. El café se servirá dentro de nada en el salón. Si les apetece traer emparedados, canapés, ensaimadas o pastelillos árabes podemos organizar una merienda de reestreno en condiciones. Y hasta pueden bailar si les apetece que, como siempre, hay música. La trompeta se la dejamos al tedesco de turno pero por una vez y sin que sirva de precedente, hoy hasta les permito la trompa. Eso sí, los ingredientes corren de su cuenta: licor de hierbas o madroño, cervezas, txakolí, jerez, montilla... Lo que les apetezca traer bienvenido será.

Disfruten del concierto y vengan pronto que el café se enfría.


J.W.Hertel (1727-1789). Concierto para trompeta en Mi bemol mayor. I Allegro, II Larghetto, III Vivace. Maurice André, trompeta. English Chamber Orchestra. Dir. Sir Charles Mackerras.
EMI, 1985

30 comentarios:

Gemma dijo...

Pues aquí me tiene. Traigo pastelillos árabes y coca de San Juan, para la verbena de mañana por la noche. A celebrar su regreso y nuestra marcha, o al revés, que con tantos contrarios se lía una: a celebrar nuestra llegada y la marcha definitiva de sus tristezas. Y que hace muy bien el viento llevándoselas bien lejos. Y que dos besos: de ida y vuelta, como no podía ser menos.

Isabel dijo...

¡Qué bocanada de aire fresco y de nuevos bríos!
Un placer para los sentidos y una forma de describir un viaje que me encanta.
Yo viajaré hasta tu salón con la mente y unas cervecitas y tapitas, si me dejas.

Me alegra mucho esa felicidad que desprendes.
Abrazos fuertes.

anarkasis dijo...

¡joé que bien le ha sentado el viaje!,
viene tan radiante que un poquito más y la catalogan tóxica
me voy a tomar un martini seco, con tres rodajitas de narajas por su vuelta, mientras voy reconaissance al cazador de trompetas este de Hertel

Selma dijo...

J'apporte des cornes de gazelle au miel et aux amandes et des gaufres.. et des bisous..

Tu y es parvenue! Bravo ma chère Freia..

Je romps mon silence,en cachette, quand je "peux" et quand les Amis sont là..;)

__MARÍA__ dijo...

¡Ole y ole!
Allegro, Vivace y que los pozos se queden cegados por siempre jamás...
¡Bienvenida y que no decaiga!

Yo me he traído unas ortiguillas rebozadas con unas copas de oloroso de las bodegas de aquí al lado.
También tenemos un faro alumbrador de buenas nuevas y que espera ver en tu cara su reflejo algún día.

El ratillo que voy a estar en el ordenata lo voy a hacer acompañada de Hertel. ¡Gracias!

Besos y un fuerte abrazo.

RGAlmazán dijo...

¡Qué alegría! ¡Qué gusto! Ya contará usted pormenores de ese viaje milagroso, señora condesa, que todos necesitamos de vez en cuando salir de atolladeros.
Me alegro mucho de poder entrar en su casa de nuevo, y de que haya empezado una nueva etapa.
Y nada, que sigo postrado a sus pies, como siempre beso sus manos ambas dos.

Salud y República

alucinao dijo...

Freia Juer, no hay derecho, te parecerá bonito ponernos los dientes largosss cuando aún nos resta una larga travesía del desierto hasta llegar a las ansiadas vacaciones, ¡¿ein?!

Jajajajj, es broma. Me alegro mucho que la escapada hay sido tan placentera y fructífera.

Enga, yo pongo los chupitos de eau de vie.

Muakiss.

Freia dijo...

Acabo de terminar de contestar los comentarios del post anterior y ya se acumulan en éste. ¡Qué gusto da volver a la normalidad a veces!

Gemmma

¡Uhhmmm! Coca de San Juan para la noche mágica y pastelillos árabes.
Acabaremos montando una merendola como diox manda. Ya me apena a mí ya querida lo que su desplazamiento semestral que siempre que paso por Brn me falta Vd. por encontrarse en Brln.
Tengo la sensación de que cada año se marchan Vds. antes para allá.
Estoy segura de que el siglo XXI va viento en popa aunque les tenga a Vds. de prisa en prisa y corriendo de un sitio para otro.

Un beso muy fuerte, MegaMaga. En cuanto pueda me paso por los Sueños, que tengo reo retraso y hambre de blogss.

Isabel

Cervezas y tapas... Esto promete.
Le pedí prestado el hilo para las vacaciones. Espero que no le haya importado. También llevo retraso con su blog. Me costará ponerme al día.

Un besazo bien gordo.

Anarkasis

Eso me lo dirás dentro de unas cuantas entradas, cuando estés hasta el moño del viaje de marras, querida.
No seas egoísta y comparte el Martini, no se te vayas a subir las ínfulas al soutien.

Muchos besos, muchos. Y cuidado con las tres naranjas, que las carga Prokofiev.

Selma

¡Funcionó, funcionó el reclamo por fortuna! Que ya tenía yo ganas de verte también a ti querida por el salón de café. Me alegra especialmente tu visita.
Acomódate y siéntate tranquila. Los dátiles los pongo yo.
Montañas de besos, mi Nómada.

María

¡Bieeeennnn! Esto se anima y los reclamos están sirviendo. Yo dije Jerez y ha funcionado. ¡Ortiguillas, qué buenas! Aquí no resulta muy fácil encontrarlas.
Podemos poner también, si Isabel y Vd. y CarmenCiberculturalia cuando vengan lo permiten unos farolillos verdes y blancos para celebrar la clausura del pozo y alegrar el patio.
Un besazo, gaditana.

Rafael

Que conste que sigue Vd. siendo mi favorito (no se me enfade don Txema que para los dos hay) aunque me resulte Vd. bastante abstemio.
Se podía haber descolgado con un Lambrusco y unas minicalzoni por lo menos...
Que no, que es broma. Que aquí todo el mundo es bienvenido y Vd. lo sabe.
Dele unos besos muy fuertes a Curro y, sobre todo, a doña Lola y la ondinita y otro muy grande para Vd. en la mano siniestra, por supuesto.

Freia dijo...

Alucinao

Disculpe, Alucinao. No había visto su comentario. Debió de salir al tiempo de mi contestación y el correo de Telefónica anda hoy un poco bobo.

No, si a mí me encanta eso de poner los dientes largos. No me diga eso que me voy a poner más redonda aún.

Pues se le acepta el aguardiente, un Negroni y para serle sincera, tampoco iba yo a rechazarle un verdejito fresco de Rueda con la que está cayendo o un Riberita o un Cigales...

Me acordé de Vd. cuando me traje la foto del faro bajo el brazo. No es tan espectacular como otras de su colección pero tiene toda la fuerza del blanco y negro y del mar bretón.

Muakiss de regreso. En cuanto se descuide, le tocará a Vd.

Charles de Batz dijo...

Bueno, bueno, espero que pongas pronto todo en orden y comiences a contarnos vuestras aventuras en tierras bretonas. !Que envidia, por Zeus!

Me alegra verte tan positiva y llena de color. Ese es el camino, querida amiga.

Salud, mucha salud.

Antonio Rodriguez dijo...

Cuanto me alegro de tu vuelta definitiva, ya se me estaban endureciendo los oidos otra vez.
Salud, República y Socialismo

sergio astorga dijo...

Bienvenida sea Condesa y rendido a su cordial convite, si me permite, llevaré una botella o garrafa, según mi atrevimiento, de xtabentún un licor de origen maya originario de Yucatán, que creo que se degustará plenamente con el café ofrecido.

Abrazos entrompetados.
Sergio Astorga

NáN dijo...

Condesita, me he levantado con el lado práctico y vengo con un formulario por triplicado hecho a partir de lo que cuentas, con los sellos y timbres pegados, para que lo firmes y no te puedas echar para atrás nunca.

Así que, ¡hala!, a firmar y comprometerte. Lo celebraremos con unas ostras y un buen vino de Rioja (del puesto de al lado). ¡Sin excusas!

Y si me presentas a alguno de tus amigos, mejor que mejor. Anarkasis que venga con la minifalda que le corresponde de tu herencia, que visto como estaba en las fotos de lo de la Romana le quedará estupendamente.

Besos y albricias de noche de San Juan.

Ciberculturalia dijo...

Me alegra mucho tu vuelta y espero que en algún momento nos puedas deleitar en directo con tu maravilloso viaje.
Un gran abrazo

Freia dijo...

Charles

Pues necesito comprar un disco duro externo para acumular todo el material fotográfico de varios años y este fin de semana quiero dedicarme a ordenar ideas y datos en la libreta. No se preocupe, amigo mío, que acabarán todos hartos de tanta Bretaña.
Pues sí, no se puede ni imaginar lo bien que me encuentro. Esta vez y como dice mi querida Selma, creo honradamente que j'y suis parvenue y no pienso bajar ni un milímetro.
Un abrazo triple y un PAAA

Antonio Rodríguez

Mi querido Antonio. Pues a mí sus fotos me abren los ojos que miro y miro y remiro y aprendo.
Creo que Vd. ha hecho que me entre el gusanillo de apuntarme a un curso de Photoshop. Pero si no, no dude que le pediré consejo sobre balance de blancos, para algunas fotos de faros que hice por allí.

Un abrazo fuerte

Sergio

Mi estimado Sergio. No sé si Vd. sabe que me encanta probar cosas nuevas y ese xtabentún suena realmente bien. Especialmente, si está entresacado de algún anaquel de su colmado. Además sé que siempre puedo quedarme luego a reposar cómoda y cálidamente bajo su mostrador.
En los Antojos se me acumulan las entradas y los comentarios. A ver si este fin de semana me dedico a visitar a los amigos, que tengo mucho mono y no anís precisamente.
Espero ansiosa su mes de julio que ya asoma la nariz por la esquina.

Abrazos almanaqueños

Nano

Nano, mi querido Nano. No se preocupe que le firmo yo a Vd. todos los formularios que hagan falta que no pienso echarme atrás nunca. Del pozo siempre se extrae alguna cosa positiva y le aseguro que antes de dejarlo cegado y bien cegado supe sacar algo de él. Y eso ayuda a no volver a abrir nunca ningún otro.
Y le tomo la palabra. Me pongo en contacto y podemos organizar una "quedada" como los chavales. Yo hablo con mis amigos y Vd. le dice a L. que se apunte que tengo muchas ganas de que nos juntemos todos.
A Anarkasis le queda bien cualquier cosita que se ponga. Especialmente las ínfulas ;-PP.

Feliz noche de fuego a Vd. también, Nano y un abrazo tan largo como corta es la noche.

Ciberculturalia

Queridísima Carmen. Espero verles a todos en directo pero para que me cuenten Vds. sus proyectos de viajes, que los míos ya pasaron y yo me pongo y no paro y no es plan.

Un beso muy, muy grande.

siempreconhistorias dijo...

Admirada Condesita, desde estos aires salinos le brindo unos almendrados acompañados de malvasía para después del cafecito. Como ya le dije me alegra, casi me alboroza, sentir su renovación tras el viaje. Viajar... quién pudiera!
Un abrazo abierto,

siempreconhistorias dijo...

Ah, y que me alegro de que deje hoy entrar las trompas porque son de mis instrumentos favoritos.
Un beso,

Freia dijo...

Izaskun

En primer lugar, permítame decirle que me gusta ese nuevo vestido que se ha puesto. Le sienta muy pero que muy bien.
Almendrados y malvasías harán mucho mejor la fiesta, téngalo por seguro. Y contribuirán a garantizar la presencia de la trompa que tanto le gusta.
Y yo me alegro de su casi alborozo. Mucho.
Viajar puede Vd. en cuanto se lo proponga un poquito. Esta misma tarde yo he volado hasta el petróleo profundo. Y no sabe cómo le agradezco esas crónicas viajeras "sacudidoras" que no surcan alineamientos de menhires sino lo que de más terrible o más humano puede haber allí donde la ambición lo empuerca todo.

Un abrazo, querida.

Txema dijo...

Litros y litros de buena cerveza, negra o rubia, de maiz, cebada o trigo, aportaré con generosidad para la reapertura de su galicana mansión, mi apreciada condesa.

Cuán buenos podrían ser los tiempo venideros que algunas nubes amenazantes oscurecen.

grandes, pero castos besos.

Freia dijo...

Mi estimado caballero Txema Noeraixo.

"Era bello y rubio como la cerveza..."
Bienvenida sea la reina entre las reinas. Hija, según las malas lenguas, de Noé y educada en abadías, pero una de las bebidas más democráticas que existen.
Sí, me temo querido amigo que las nubes cada vez tienen el color más negro y vienen más preñadas de lluvia.
Veo "esos" grande y dos más, paso a chica, pares no. Juego por supuesto. Vamos, que le acepto los besos y le envío los míos. Y un abrazo por si tiene Vd. "solomillo"

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

"Con la mente alegre reconociendo olores y sabores y músicas que había extraviado en algún balcón de la memoria."
¿Esto no es, en pocas palabras, "la magdalena" de Proust?

"Pero, sobre todo, con el verbo en voz activa y la conjunción causal... [...] Le toca el turno ahora a los infinitivos y gerundios y a nuevas conjunciones."

Me gusta mucho su faceta "filológica", señora condesa. Y siguiendo el tema le diré que siempre he tenido cariño a la preposición "So". Porque, además de preposición, tiene rasgos de adverbio contracto, intejección, prefijo verbal y hasta se empleó como pronombre personal, ahora en desuso... Vaya, lo voluble de la polivalencia.

Y a la reinauguración iré con un lambrusco rosado para el brindis de inicio y un patxarán de mi tierra, para asentar el postre: un trocito de ponche segoviano.

Me alegro de volver a leerte, condesa de la fídula.
Un abrazo.

Txema dijo...

Mi querida condesa ya sabe usted que no me faltan carnes. Acepto pues encantado ese abrazo que deberíamos regar con un buen Rioja.

suyo afectísimo

Freia dijo...

Judith

Pues sí mi querida auvergnatte, la magdalena de Proust en muchos sentidos: ha sido un viaje de conocimiento pero, sobre todo, de redescubrimiento. Y eso lo hace tan valioso...
Jajajaja, es cierto. A una filóloga de verdad como Vd. le gustan las palabras. Nunca me había fijado en la polisemia de "so" (o la "polinesia", como le gustaba decir a Vázquez Montalbán).
Lambrusco, ponche segoviano y patxarán del bueno, del casero. La trompa va a ser de campeonato. Sonará por toda la bitácora alegre y esplendorosa.
No hay nada como tener buenos amigos con los que "tocarla".
La espero en Madrid cuando quiera. El lugar me parece que ya está elegido ¿no?
Un beso, querida.

Txema

Mi querido Txema, las carnes y las grasas se llevan mucho más dentro que fuera. Las peores y las que más daño hacen son las del alma. Por las de fuera no hay problema. Lo del Rioja está hecho.
Un abrazo

Freia dijo...

Judith

Creo que la polivalencia de so a la que aludía no se refería a los significados, sino a las funciones. Supongo que la palabra polisemia está mál aplicada. Indíqueme cuál sería la correcta.
Pero no hay mal que por bien no venga. Con la polinesia nos quedamos de todas todas.

Un abrazo.

Devaneos de un moderno Peter Pan dijo...

Déjeme que le diga que tiene usted toda la razón.
Polivalencia se refiere al uso multifuncional de "so".
De la misma manera, considerarlo como polisémico es igual de válido.
No obstante, hablando gramaticalmente, sin uso de metáforas, se considera más correcto la segunda opción, la de polisemia como varios significados; ya que "valencias" (o aquellos complementos necesarios para el signifcado completo de la expresión), per se, sólo lo pueden poseer y/o regir los verbos.
Bueno, creo que se me está subiendo Alarcos a la cabeza...
Un abrazo.

Freia dijo...

Para que luego digan que los blogs no sirven para nada... Acabaré aprendiendo rudimentos de filología con Vd. que desde tercero de bachiller (del antiguo, es decir con 12 añitos) no lo había vuelto a tocar.

Abrazos polinésicos, Judith.

fra miquel dijo...

Que alegría! Fiesta! Fiesta!
Pues yo le traigo una botella de cava i un poco de ratafía para acompañar la coca ;o)
Espero no haber llegado demasiado tarde!
Celebro su vuelta toda renovada.
Un abrazo

(Creo que a mi me haría falta un viajecito como el suyo :o)

Freia dijo...

Vd. no llega nunca tarde, pater. Y menos cuando se trata de una fiesta de solsticio y de un rito de paso.
Tenga por seguro que todavía queda algo de coca que irán de perlas con su cava y la ratafía.
Ya queda poco para las vacaciones, Fra Miquel. No desespere. Dentro de nada podrá descansar.

Un abrazo, pater.

ana dijo...

... Porqué callé, bebí, viví y disfruté.

Cómo me gusta leerla así, mi querida Condesa, con palabras verdes, azules, amarillas, blancas... y aunque llego tarde, podemos hacer de nuevo otra tanda de café. Traía estos dulces de mi tierra, un licor de hierbas, y la necesidad de escuchar la narración de su viaje.

Me siento a escucharla.

Un abrazo.

Freia dijo...

MI querida Ana.

Siempre es una buena excusa para esa segunda ronda de café, especialmente si viene acompañada de un buen licor de hierbas leonés.
Y las palabras y el ánimo siguen siendo de colores claros y luminosos. Tan luminosos como este calor de verano.
Siéntese a la sombra y espéreme que la semana que viene, semana además de aniversario bloguero, empieza el relato.

Un abrazo muy fuerte