Un regalo de Sergio Astorga

lunes, 22 de noviembre de 2010

Parnaso y santoral

.


¿Qué pensaban, que no iba a llegar? Pues casi, casi aciertan Vds... que para una cosa que hace la condesa y de tanto en tanto, siempre la pilla el toro.

Pero una vez aquí y recompuesto el polisón, les diré que no podía dejar pasar el día sin subir una entrada. Eso sí, para su solaz, les adelanto que va a ser bien cortita: solo música con bichos (es lo que tiene el youtube, que como en los vídeos salen instrumentistas, cantantes y director la cosa se hace más amena y llevadera) y alguna que otra "foto" de las homenajeadas de hoy.

Dice la leyenda que Cecilia era romana, casada con Valeriano, cuñada de Tiburcio, virgen y mártir. Si les interesa su vida, sus avatares y, sobre todo, su martirio decapitada, les dejo este enlace y se empapan Vds. de sabiduria, que yo ando hoy volada de tiempo.

A mí me habría encantado que también hoy se celebrase el día de Euterpe pero como la pobre era morita, se quedó sin onomástica ni celebración. También es verdad que contaba en su haber con la ventaja de no  pasar por sufrimientos, torturas o retorcimientos carnales de variada índole y entre sus múltiples gracias poseía la de no tener que entregar la cuchara a San Pedro. Es más, algún vate insigne dice que "las musas son inmortales porque rejuvenecen aspirando el aura de la paz" (¡ahí es nada, la frase!). Nuestra musa de la música y la poesía vivía pues tranquila en el Parnaso con su medio hermano Apolo y el resto de sus hermanas; se dedicaba a tocar la doble flauta, comía, descansaba y llevaba una vida regalada en grado sumo. Nada que ver con nuestra noble de la familia de los senadores Metelos, que terminó sus días perdiendo irremediablemente la cabeza. Yo de Santa Cecilia, desde luego, me habría cambiado por la musa sin dudarlo... aunque no tuviera un día en el Santoral ni un huequecito en la Leyenda Dorada.

Y bueno, que no me enrollo. Disfruten Vds. de algunas imágenes de la pagana semideidad y la santa cristiana y escuchen esta pequeña maravilla que es  la Oda al día de Santa Cecilia de ese alemán reconducido en británico que fue don Jorge Federico.


Euterpe y Santa Cecilia en el arte




G.F. HAENDEL (1685-1759). Oda para el día de Santa Cecilia. HWV 76. Orquesta y Coro de Les Arts Florissants. Dir.: Paul Agnew. Sophie Daneman, soprano. Grabado en el Festival de Beaune, 2008.



Y no se piensen que esta entrada corta va a sentar precedente. En cuanto tenga un ratito de insomnio vendré a darles la tabarra con la magnanimidad que se merecen.

Tengan Vds. un fin de jornada musical y algo más sereno que el mío. Y, sobre todo, disfruten de la joie de vivre del Barroco.

Buenas tardes.

14 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Me entrego de tu mano a esa alegría de vivir barroca, o a la pazza gioia italiana, que tanto da. Besos, querida amiga.

Martine dijo...

Puntual a tu cita, acudo. Y como suelo, volveré para saborearla como se merece...Me da a mí que tiene unos ingredientes de lo más atrayentes,as usual.. ;)

Je te laisse une première série de bisous, si je peux, et ce soir je pourrai ;) je reviendrai.

Martine dijo...

Nuestra muy querida Isabel me ha precedido, baci per le due!

Martine dijo...

Como tú y sin dudarlo me decanto por Euterpe, con la cabeza ya bien sujeta y muy bien rodeada por musas varias y a cual más divertida.. pero mira por donde, Cecilia tiene su áquel, por de pronto es "Patrona de la ciudad de Albi!" y Albi... es Albi.

Y como todos los caminos llevan a ... Paris, hay tambien en esa ciudad los cuadros de Toulouse-Lautrec tan irreverente él.. et Comte..
Ma petite Comtesse nous nous échappons à Paris?
Ton Post est superbe, tu sais que je l'ai lu, écouté, regardé et savouré..;)

Et que ce soir je suis enfin Tranquille, ouf!!

Mille bisous!

Gemma dijo...

Una maravilla esta soprano, Sophie Daneman. Y la entrada toda, que aunque sea breve, trae diapositivas, de modo que esta vez nos lo pones muy difícil a la hora de elegir entre escuchar solo el Youtube, o bien ver el Youtube mientras nos perdernos -ay- tan bellas imágenes. :-)

Isabel dijo...

¡Qué bien! escuchar esta música en esta mañana nublada, diría que hasta se acompañan.

Estar atenta a la maravillosa voz de la soprano es aspirar algo de ese aura de paz que tanta falta hace.

Se de lo que habla Martine porque visité hace tiempo Albi.

Una gozada visitarte y compartir este rico espacio.

Mil besos.

María dijo...

En mi labor diaria de recoger datos meteorológicos y mirar las predicciones en el almanaque zaragozano, me di cuenta que ayer era el día de Santa Cecilia, patrona de la música. Y me acordé de ti a tan tempranera hora, pensé que quizás tú celebrarías de alguna manera el lunes.
Así que gracias por escoger esta música tan relajada y amable y seguir cultivando a espíritus con oídos necios como los míos.

Besos y besos.

Freia dijo...

Gemma, no sé por qué no publica tus comentarios. Por si acaso, lo vuelvo a colocar. Si quieres borrarlos, dame un toque.


Nuevo comentario en el blog Sinestesia delirante
Gemma ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Sinestesia delirante":

Ya me vi y reví tu bellísima entrada. Me encanta -qué repetida soy- esa alternancia entre diapositivas e imágenes que logras combinar con tanto acierto. Un disfrute y un espanto, si nos atenemos al contenido de tu ejemplar propuesta.
Muchos besos



Publicado por Gemma para Variaciones Goldberg a las 22 de noviembre de 2010 22:56

Freia dijo...

Y otro más.

Nuevo comentario en el blog Sinestesia delirante

Gemma ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Sinestesia delirante":

Fe de erratas: Donde dice "imágenes", léase "música".
¡Cómo estoy, madre!
Publicado por Gemma para Variaciones Goldberg a las 23 de noviembre de 2010 11:28

¡Que no me entere yo de que el "amigo" Google, te discrimina, amos hombre!

Freia dijo...

Ahora sí, un poquito más seria la cosa.

De entrada, un beso y un abrazo a todas, que este post ha traído una reunión íntima y en petit comité de mis chicas.

Jajaja, Gemma. En mi pantalla sí que caben juntas las dos, pero intentaré reducir el espacio entre diapositivas y youtube para que puedas disfrutarlas. Claro que corres el peligro de volverte bisoja.

Martine, ma petite Martine. Ya sabía yo que te decantarías por Euterpe aunque a mí Santa Cecilia me caía muy bien. Al menos, voluntariosa y firme en sus ideas sí que era porque eso de vivir con marido y cuñado y mantenerse virgen tiene su mérito, no me digas que no.

Efectivamente, Isabel Romana: la loca alegría italiana que a Italia le debemos el estilo y demostraban disfrutar de ella mucho más que nosotros, sesudos, oscuros y tristes españolitos de la época. Lo que no sé es cómo a Rubens le gustaba tanto venir por aquí, con lo tristones y aburridos que éramos.

Y ahora voy con mis anadaluzas: la de Sevilla y la gaditana. La de los hilos de sanar y la de las pequeñas cosas que hacen que la vida valga la pena...

No es mala música en absoluto. El señor Händel escribía cosas absolutamente maravillosas, de una delicadeza, una elegancia y una belleza que cortaba y sigue cortando la respiración.
Como el día de la santa pasó, olvidemos el martirio y quedémonos con su Madrinazgo y es que conozco muy poquita gente que pueda vivir sin música.

Más abrazos y más besos a todas. Y me voy corriendo, como siempre.

Freia dijo...

Mi MegaMaga, espero que ahora pueda ver amdas dos cosas a un tiempo. La factura del oculista, va por su cuenta. Que lo sepa.
Y no se preocupe por las erratas. Yo he puesto "le pilla el toro" cuando es "la pilla el toro". Un leísmo en toda regla, vaya.

Más küsses, Zauberinita

RGAlmazán dijo...

Qué bien canta la dama. Una preciosidad. Querida Freia como siempre me culturizas que falta me hace. Ya desde la Kabila Terraconense, un beso.

Salud y República

sergio astorga dijo...

Condesa, he venido de mañana y ahora con la caída de la tarde a disfrutar. Sólo a disfrutar.
No digo más.
Abrazos con estirpe.
Sergio Astorga

Freia dijo...

Rafa

Mi querido Rafael. Me gusta esta ósmosis que nos hemos montado Vd. y yo, con permiso de la mamá de la ninia vociferante.
Yo le ofrezco música y, a cambio, Vd. me desasna política y socialmente. NO es mal intercambio.
Disfruten de la soledad y el sosiego de la Kabila Tarraconensis y para allá le mando este beso y esdte abrazo bien fuertes.

Sergio

Mi querido abarrotero. Ni se imagina lo que me gusta que busque Vd. el placer de la música, refugiándose en esta bitácora como yo lo hago bajo el mostrador de su colmado, buscando palabras, ideas, colores.
Es también, como en el caso de Rafael, un intercambio fructífero. Solo que Vds. dan lo que crean y yo, tramposa, les ofrezco lo que no es mío.
Otro abrazo transoceánico, Sergio.