Un regalo de Sergio Astorga

martes, 17 de noviembre de 2009

V. Gaspard de la Nuit - Le gibet (El patíbulo)


Le gibet. Grabado de Rembrandt de la edición de Gaspard de la nuit de A.Bertrand, publicada en París, en 9146 por Chantenay.


Louis (Aloysius) Bertrand - Gaspard de la Nuit

Recita: Carole Bouquet. Deutsche Textbeilage. Ondine Inc., 2004




El patíbulo

¿Qué será eso que se agita alrededor del patíbulo?

Fausto





¡Ay! ¿Eso que oigo será el aullido del cierzo nocturno, o el suspiro del ahorcado en el patíbulo?
¿Será algún grillo que canta acurrucado en el musgo y la hidra estéril con que, por piedad, se calza el madero?
¿Será alguna mosca que caza mientras hace sonar su trompa para esos oídos sordos al estrépito de los gritos de acoso?
¿Será algún escarabajo que, con su vuelo errático arranca un cabello ensangrentado del cráneo pelado?
¿Será quizás una araña que borda media ana de corbata de muselina para ese cuello estrangulado?
Es la campana que repica en los muros de una ciudad, bajo el horizonte, y el esqueleto de un ahorcado al que enrojece el sol poniente.


Aloysius Bertrand. Gaspar de la Noche - Fantasías a la manera de Rembrandt y de Callot. Traducción de Marcos Eymar. Edit. Augur Libros. Primera edición: noviembre de 2008






M.Ravel (1875-1937). Gaspard de la Nuit - Le Gibet. Joaquín Achúcarro, piano. Ensayo, 2001


M.Ravel (1875-1937). Gaspard de la Nuit - Le Gibet. Orquestada por Marius Constant (1925-2004) en 1990. Orchestre de Paris. Dir. Christoph Eschenbach. Ondine,2004

6 comentarios:

Naveganterojo dijo...

No se me enfade usted, pero la musica me recuerda a las campanas de una cercana iglesia cuando tocan a muerto, y...me pongo de los nervios.
Un abrazo.
Salud y felicidad

Freia dijo...

No, Navegante, no me enfado en absoluto. Ha dado Vd. con el tema de la música. Efectivamente, es la machacona campana de una iglesia sonando a muerto. Y acorde con el texto de Bertrand que no es, precisamente, un aleluya.
Lo ve, como al final va a acabar sabiendo Vd. de esto mucho más de lo que dice.
Un abrazo, querido Navegante.

RGAlmazán dijo...

Triste, lúgubre, solemne. Y bella, muy bella la pieza.

Salud y República

Freia dijo...

A mí también me gusta mucho esta pieza. Quizá por su propia solemnidad y monotonía.
Un abrazo, mi querido amigo.

María dijo...

Hola Freia, por fin pude sacar tiempo para escuchar y leer (durante algunos días unos virus se empeñaron en acampar por aquí). A mí también me gusta más el piano, pero de la misma manera que prefiero la música de cámara (por cierto, me han dicho que Takács estuvo impresionante, sobre todo en el op.131. No sé si era su abono o no) a la sinfónica, el lied a la ópera... es una cuestión personal.

Sobre el tema de la velocidad que comentamos el otro día, tengo una anécdota. Hace años, en un viaje por Alemania, conseguí un cd, el LP original era de 1955 (con hoz y martillo en la carátula), de Brendel, jovencísimo, interpretando los "Cuadros de una exposición". Pues bien, cuando regresé a Madrid y pude escucharlo me quedé helada. Para que se haga una idea: el "Gnomus" de Brendel(Callot), dura 1:59, el de Leonskaja 2:31. ¡Quién lo diría ahora, cuando uno lo ve (veía,yo) salir tranquilamente, pacífico y sabio (Rembrandt)!

Un abrazo.

Gemma dijo...

"¿Será algún escarabajo que, con su vuelo errático arranca un cabello ensangrentado del cráneo pelado?".

¡Virgen santa! ¡Jesús!
Ese tal Bertrand no se andaba con chiquitas...
En cuanto a la música, me ha parecido que en la versión orquestada no tenía tanto protagonismo el repicar de campanas, ¿no te parece? Casi prefiero, sin embargo, la interpretación al piano de Joaquín Achúcarro...
Besones y abracitos