Un regalo de Sergio Astorga

sábado, 1 de diciembre de 2007

¡Asesinos!

Este blog se rinde hoy al desconsuelo y la tristeza, pero nunca a la violencia y la barbarie.

9 comentarios:

Maripuchi dijo...

ETA NO - ETA EZ

RGAlmazán dijo...

Villanos asesinos. Canallas cobardes.
No me quiero calentar más

Salud y REpública

NáN dijo...

Somos más de 6.000 millones de personas, pero cada vida es única. Una posibilidad para todos. Cada modo de terminar con una vida, aunque sea en el sitio más remoto, nos recorta a todos.

¿Cómo vivir sin angustia esta vida? Porque vivir angustiados no ayuda.

Mi brazo derecho cruzado en tu brazo izquierdo. Mi brazo izquierdo en tu brazo derecho. Ahí estamos.

Mega dijo...

Los fanatismos son una plaga, una peste...

Lo más triste no es ya comprobar con cuanta rapidez se propagan, sino lo difícil que resultan de erradicar.
Un abrazo.

Freia dijo...

Hola a todos

La rabia y la tristeza siguen ahí aunque el concierto de anoche de Ars Poliphonica, los amigos de Robertoc, ayudó un poco a recuperar la normalidad. ¡Menos mal que la música y otras muchas cosas están ahí para echarnos un cable.

Maripuchi

ETA KAMPORA - ETA FUERA

(espero que se escriba más o menos así)

Rafa

Sí Rafa. Una pandilla de asesinos, cobardes y fascistas.

Nan

Es verdad cada vida es única y nadie tiene derecho a disponer, ni mínimamente, de la de otros. Eso nos recorta a todos efectivamente.
En este caso además, después de tener esperanzas de que se podía acabar esta plaga, la vuelta hace un año al asesinato y ahora de nuevo, son doblemente tristes.

Mega

¡Cuánta razón tienes! Qué fácil es que se propaguen y actúen y que difícil arrancarla de la sociedad.

Un abrazo a todos. Salud

Charles de Batz dijo...

Lo de animales es quedarse corto, porque ninguno de ellos puede renunciar a la posibilidad de razonar ya que no la tienen, y estos sí lo han hecho. La palabra es una y clara: fascistas.

Salud

Freia dijo...

Charles,tienes toda la razón del mundo, así que le he cambiado el nombre al post. Un abrazo,

Tanhäuser dijo...

Malditos sean una y mil veces.

Freia dijo...

Pues sí, Tan. A ver si es verdad que se pudren 30 años en una cárcel francesa y cuando salgan... que los juzquen aquí. Hace falta no tener el más mínimo resto de emoción humana para asesinar y además con esa sangre fría... y a dos críos.
¡Malditos!