Un regalo de Sergio Astorga

lunes, 28 de enero de 2008

Agua

El agua es fuente de vida .

Desde hace millones de años discurre, lima, salta, perfora, redondea, arrastra, fecunda.

Desde hace también cientos de miles de años acompaña y sirve al hombre, le da de beber, lo limpia, fertiliza sus cosechas, nutre a sus animales, forma parte de su entorno, alegra su vista y deleita su oído.

Desde hace millones de años, el agua murmura, silba, susurra, atruena, canta. Es en sí misma música e instrumento musical, pero también ha sido y es inspiración, fuente, instrumento y ayuda de la creada por el hombre.

Desde las primeras manifestaciones tribales hasta la música dodecafónica son incontables los ejemplos en los que, de una forma u otra, aparece, ilustra, incluso da sentido, a una pieza musical.

Entre egipcios, babilonios, asirios, griegos o romanos eran habituales los instrumentos musicales fabricados con y para agua. Y ya en la Edad Media, de la mano de la poesía, es frecuente encontrarla como amiga, compañera, confidente en asuntos de amores. Esta cantiga de Martín Codax, grabada por Locus Musicus para Verso en 2005, la convierte en protagonista:



Ondas do mar de Vigo

Ondas do mar de Vigo,
se vistes meu amigo
E ay Deus! Se verra cedo

Ondas do mar levado,
se vistes meu amado
E ay Deus! Se verra cedo

Se vistes meu amigo
a por que eu sospiro
E ay Deus! Se verra cedo

Se vistes meu amado,
o por que ei gran coidado
E ay Deus! Se verra cedo

Olas del mar de Vigo

Olas del mar de Vigo
¿vistéis a mi amigo?
¡Ay Dios! ¿vendrá pronto?

Olas del mar agitado
¿vistéis a mi amado?
¡Ay Dios! ¿vendrá pronto?

¿Vistéis a mi amigo,
por quien yo suspiro?
¡Ay Dios! ¿vendrá pronto?

¿Vistéis a mi amado,
por quien tengo gran cuidado?
¡Ay Dios! ¿vendrá pronto?
(Traducción Elena Gómez y Carlos Zumajo)


Durante el Barroco y cuando se pone de moda pintar musicalmente la naturaleza, el agua salta, murmura, casi gorjea en esta Primavera de Vivaldi, interpretada por Fabio Biondi y su Europa Galante, para Opus 111, en 1991... :



... mientras que para Händel es motivo y clave de su Water Music, compuesta con motivo de las fiestas de agua que tenían lugar en el Támesis durante el reinado de Jorge I de Inglaterra. Los artífices esta vez son Nikolaus Harnoncourt y Concentus Musicus Wien, en un registro de 1974 para Teldec:



Haydn, ya en el Clasicismo, la incluye como coprotagonista en su bellísima Die Schöpfung (La Creación), con textos del Génesis. Él concibe así el tercer día del proceso creativo de Dios, cuando éste separó las aguas de la tierra. Interpreta Dietrich Fischer-Dieskau en el papel del arcángel Rafael; dirige Neville Marriner, al frente de la Academia y Coros de St. Martin-in-the-Fields. Se grabó en 1980 para Philips:



Rezitativ
RAPHAEL

Und Gott sprach:
Es sammle sich das Wasser unter dem Himmel
zusammen an einem Platz,
und es erscheine das trockne Land;
un es ward so.
Und Gott nannte das trockene Land "Erde"
und die Sammlung der Wasser nannte er "Meer".
Un Gott sah, dass es gut war.

Aria
RAPHAEL

Rollend in schäumenden Wellen
bewegt sich ungestüm das Meer.
Hügel und Felsen erscheinen,
der Berge Gipfel steigt empor.
Die Fläche, wit gedehnt,
durchläuft der breite Strom
in mancher Krümme.
Leise rauschend gleitet fort
im stillen Tal der helle Bach.

Recitativo
RAFAEL

Y dijo Dios:
Que las aguas se unan bajo el cielo
en un único lugar
y que aparezca la tierra seca.
Y así fue.
Y Dios llamó "Tierra" a la tierra seca
y al conjunto de las aguas las llamó "Mar".
Y vio Dios que estaba bien.


Aria
RAFAEL

Enrollándose en olas espumosas
el mar se agita impetuosamente.
Aparecen las colinas y los peñascos,
surge la cima de las montañas.
El ancho río recorre
la extensa llanura

con mil meandros.
El riachuelo claro
discurre murmurando
por el valle tranquilo.

Para Debussy, ya en pleno Impresionismo, el agua será directamente el tema central de su poema sinfónico La Mer. La versión que se escucha a continuación se debe la Orquesta Philharmonia, con la batuta de Michael Tilson Thomas, registrada por Sony en 1983/84:



Y así podríamos seguir hasta el mismo siglo XXI.

Pero el agua escasea. El hombre, como una vulgar y feroz ave de rapiña esquilma y agota los acuíferos, derrocha sin tino la embalsada en lagos o represas, contamina los ríos, los lagos y los mares.

Dentro de pocos años habrá guerras por poseerla, mientras desde hace mucho tiempo África se muere de sed.

Y aquí, en un país cuya superficie se ha desertizado un 10% en los últimos 50 años y que está amenazada en otro 30% , donde ya no nieva ni llueve como debería, nosotros seguimos derrochando, malgastando, contaminando uno de los bienes más preciados.

Depende de los gestores cambiar la trayectoria pero no nos engañemos, depende también de nosotros, de que nos mentalicemos, de que seamos solidarios, el que el agua siga formando parte de nuestra vida y siendo fuente de ella. Es urgente que actuemos. No queda tanta.

16 comentarios:

NáN dijo...

No es por politicar el asunto... bueno sí: ¡es por politizarlo!

Con la Narbona se ha avanzado mucho en la gestión abierta de las aguas, que en el periodo anterior se había vuelto opaca con una gestión mixta de lo público y lo privado (¿para qué lo privado ahí?). Pero la Narbona es un caso aparte.

No hay ningún grupo político con propuestas realmente importantes para ese problema por el que nos mataremos unos a otros.

Pero quede señal aquí de que algunos grupos políticos son especialmente culpables con su política de hacer la vista gorda ante el "robo" de los acuíferos subterráneos y su prodigar las urbanizaciones y campos de golf.

(hala, ya me he quedado más tranquilito).

Prometo, Freia, venir con tiempo a escucharme toda la música: ¡acabarás convirtiéndome en una persona sensible musicalmente!

Gracias también por eso.

RGAlmazán dijo...

Amiga Freia, esta entrada es otra muestra de tu calidad bloguera. No sólo eres una erudita en lo que dices y lo que eliges sino que además eres capaz de mezclar esa erudicción con mensajes comprometidos y con una gran sensibilidad.
Tus entradas son para mí, una delicia relajante.

Besos, Salud y República

RGAlmazán dijo...

¡Horror! eso de dar al dedito antes de leer lo que escribo me ha llevado a escribir erudicción en vez de erudición.
(La negrita va dedicada a tí, maestra)

Salud y República

Selma dijo...

Hola Freia guapa!
Casualmente ví un documental en la Televisión francesa sobre las pinturas rupestres del Tassili, pensar que allí había agua en cantidad suficiente como para que haya selva, animales... y hombres beneficiandóse de todo ello, ahora es un desierto...¿Somos realmente conscientes del valor del agua?

Gracias por aunar en tu blog ambas cosas sin las cuales no podríamos vivir: El agua y la música..¡Magistral Freia, como siempre!

Mille baisers!

anarkasis dijo...

Diós escuchó a ayndN, y vió que era bueno,
luego escuchó a debussY, se divirtió y nos perdonó la vida,

yo no ahorro agua ni incito a ello para que otros puedan llenar la piscina en verano, leyes claras y justas en vez de publicidad en televisión exijo.

J. G Centeno dijo...

Como siempre, amiga mia, excelente post, y por eso siento amargarlo recordando que el uso idniscriminado de combustibles fósiles produce efectos indeseados. La combustión del carbón y los derivados del petróleo emite a la atmósfera anhídridos y óxidos, fundamentalmente sulfúricos, nitricos y nitrosos que al interactuar en las nubes con el vapor de agua, producen ácidos sulfúrico, nítrico y nitroso, los cuales con la lluvia, el rocio, la llovizna, la niebla o la nieve caen al suelo (lluvia ácida) que empobrece el suelo de nutrientes al aumentar la concentración de metales pesados como el cadmio y el aluminio. Esto produce daños irreparables en los bosques y cultivos con terribles consecuencias para la fauna e incluso para la salud humana. lo siento, pero es así. Claro que Debussy no tiene culpa ninguna

Joseba M. dijo...

Poco tengo que añadir a lo que los camaradas anteriores comentan. Yo, dejando de un lado el aspecto político-ecológico del tema (lo cual no implica desinterés) me quedo con la parte artístico-literaria de tu entrada: una sabrosa trufita más que añadirle a tu colección.
En el aspecto ganadero: otra lección magistral con la que vas domesticando esta bestia musical que era antes de toparme con tu 'Variaciones...' y con vos, claro.
Un abrazo.

Freia dijo...

Acabo de sentarme al ordenador, después de haber hecho las tareas domésticas propias de mi sexo y las abluciones diarias propias de mi condición y me encuentro el patio del blog revuelto. ¡Cómo se han puesto sus Ilustrísimas! Jaja. ;-)
Antes de nada, una advertencia. Mis análisis políticos son simplistas por desconocimiento (por eso trato de desasnarme con las bitácoras de algunos), así que es posible que sean fácilmente rebatibles. Lo acepto.
Lo que decís no va en contra de lo que yo digo. Partiendo de un hecho cierto y grave, no de ahora sino desde hace ya mucho tiempo, por supuesto que las medidas efectivas tienen que venir de los gestores para invertir la trayectoria del problema.
Lo primero que necesita este país es un plan hidrológico comm'il faut, plan que se lleva demorando muchísimo tiempo por purísimos intereses creados, entre otras cosas. Ningún gobierno se atreve a meterle el diente, ni de un signo ni de otro. Y tengo que deciros que estoy abiertamente en contra de ciertos argumentos de la izquierda con respecto a la política hidrológica del Ebro (Ojo, que la de la derecha me parece muchísimo peor). No me valen argumentos de que el trasvase serviría para regar los campos de golf: hace 30 años el problema ya estaba planteado y los cambios no existían.
Claro que es complejo un plan hidrológico, confluyen intereses económicos de las diversas comunidades, problemas surgidos por el cambio climático (desertización, utilización de combustibles fósiles que, como decía Bolche, traen como consecuencia las lluvias ácidas, los efectos invernaderos, etc.), intereses ideológicos de distinto signo, etc. etc. Pero con frecuencia se nos olvida que nosotros SÍ podemos ejercer presión sobre los gestores y gobernantes. Llevamos años y años sin movernos porque pensamos que cualquier esfuerzo es inútil y no va a ningún sitio y eso no es del todo así. Ni siquiera sé qué nombre legal tiene, pero la movilización ciudadana con la recogida de firmas, puede obligar al Parlamento a aceptar la tramitación de determinados proyectos de ley (y es un derecho y un deber del que no hacemos uso). Ya sé que me vais a decir que las cosas de hecho no funcionan así y que es utópico e inútil. Quizá, pero es que ni lo intentamos.
Sigo creyendo firmemente que el movimiento ciudadano, convenientemente canalizado (canalizado, no manipulado) con organizaciones que saben lo que se tienen entre manos, puede presionar para que se intente, al menos, cumplir el protocolo de Kioto, para que se frene la desertización, el efecto invernadero, las inundaciones que provocan el Niño y la Niña, etc. Yo no creo que todo esté perdido en ese sentido y de hecho creo que si algún día se consigue ejercer presión, ésta va a venir de la gente de a pie y no es demagogia barata.
Pêro independientemente de todo eso, tenemos que mentalizarnos como individuos, no como colectividad. No me valen argumentos de que yo no ahorro porque otros van a llenar piscinas. Exijamos en la medida de nuestra fuerza que se legisle para evitar despilfarros y abusos (la explotación de acuíferos debería ser motivo de cárcel directamente), pero también hagámoslo a título personal. Un ejemplo tonto: 43 millones de españoles. Quitémosle un 20% correspondiente a bebés, niños pequeños y guarros con deficiente o nula higiene bucal. Nos quedan 34,4 millones de españolitos que nos lavamos los dientes. Pongamos una media de 4 litros de ahorro por cerrar el grifo mientras lo hacemos; por tres veces al día, son 12 litros. Es representa 413 millones de litros diarios. Creo que es un número a tener en cuenta. Y así con cien cosas de la vida diaria. Es algo más que anuncios de televisión.
Imagino que pensaréis que sólo se trata de un pensamiento pequeño burgués bienintencionado, pero sigo creyendo firmemente que se puede actuar en varios frentes a la vez y que uno puede perfectamente ser complementario de los otros. Puede que el primer paso es que de veras nos mentalicemos. Si renunciamos a pequeñas contribuciones porque los gobernantes no los evitan, entonces, apaga y vámonos.
Varios frentes, repito, y solidaridad, que el agua no es nuestra. Es un bien a compartir.

Jozú me ha quedado el comentario unas 7 veces más largo que el post.
Un abrazo a todos

Mega dijo...

Preciosa la cancioncilla tradicional "Ondas do mar de Vigo".

Puesto que aúnas música y agua, he pensado que te gustarían estas piezas de Jaime Siles:

"Música de agua"

El espacio
-debajo del espacio-
es la forma del agua
en Chantilly.

No tú, ni tu memoria.
Sólo el nombre
que tu lenguaje escribe
en tu silencio:

un idioma de agua
más allá de los signos.


"El corazón del agua"

Remos, mareas, olas.
Un murmullo impreciso perpetúa
la oculta faz del imposible aliento.

Una gota de sal disuelta llama
sobre un pecho pretérito
buscándote.

Un párpado de luces diminutas
donde tus dedos tocan el azogue.

Un latido oxidado que penetra
y lame y teje y corta claridades.

Sólo existir perdido
donde el agua
multiplica su rostro en otras ondas...

Cosimo, El Barón dijo...

Desde mis alturas veo el desierto avanzar, lleva avanzando desde hace siglos... es una condición climática pero también una condición histórica, qué habría sido de aquel campo de tierra caliza gris y árida si aquella orden seudoreligiosa no hubiera hecho un contrato en el XVIII con ciertas dársenas para proporcionar madera.... etc.

La mayor parte del agua que necesita el sur no se la beben sus campos de golf sino sus cultivos. Al no ser rentables estos a los propietarios les ha sido muy fácil vender los terrenos para las constructoras de spas y resorts... ¿quien se puede resistir a ver su vida resuelta hasta su jubilación y más hallá?...

Tiene razón Freia, nadie se atreve a proponer una plan hídrico.

Freia dijo...

Mega

Gracias por tus dos regalos. No los conocía. Son espléndidos. La cantiga de Martín Codax la he sacado de una disco que se llama El Viaje del Navegante . Cantos y danzas de la Edad Media.

Cosimo el Barón Rampante

Es cierto que Vd. tiene una posición privilegiada. Desde que desapareció la ardilla saltadora de norte a sur de la península, nos quedan pocos oteadores.
De todas formas nunca he llegado a entender la manía que existe de eliminar cultivos de secano para llenar España de cultivos de regadío. Supongo que en su momento eran más productivos y golosos, menos duros de trabajar que los de secano. Ahora que los cereales están poniéndose por las nubes debido al auge de los biocombustibles, quizá no sería mal momento para extender los cultivos de cereales. El problema es que el sector primario en España se ha quedado reducido a una mínima expresión. Todo está tan interrelacionado que asusta.

Un abrazo

Cosimo, El Barón dijo...

Estimada Freia,

Que un cultivo sea de secano no quiere decir que no necesite en absoluto agua, como es el caso del cereal, o del almendro, aunque de secano también, necesita sus riegos. Y le puedo asegurar que recoger tomates, pepinos, melones, alcachofas, broculi, pimientos o melocotnes requiere de mayor mano de obra y esfuerzo físico que mandar a las cosechadoras a por el trigo.

Los cultivos de regadío que proliferaron en su día en el cono sur de la península tuvieron una gran acogida, no solo por los productores, sino por el sector agrario entero ya que España podía competir con el gran productor por excelencia de productos agrícolas en Europa: Francia. (Comprende ahora cual era una de las razones por las que monsieur d'Estaing no nos quería en la Unión Europea?)

Pero no importa, ahora ya no necesitamos de la agricultura para sentirnos útiles... que cultiven otros, que diríamos plagiando al filósofo.

Ya ve que esto del sector primario puede levantar más pasiones que una triste bandera.

P.D.: Me quedo con Dieskau

Charles de Batz dijo...

Agua, baño, fuente, río, lago, arroyo, humedad, verdor, frescura y, porqué no, ranas, peces, arcilla...

Como no estoy muy inspirado y ando corto de tiempo, me limito a enumerar algunas de las cosas que no estarán presentes en la memoria de las generaciones venideras, ¿hasta dónde vamos a llegar con esto?

"Où allaient-ils? Est-ce que l'on sait où l'on va? Que disaient-ils? Le maître ne disait rien; et Jacques disait que son capitaine disait que tout ce qui nous arrive de bien et de mal ici-bas était écrit là-haut."

Exáctamente, ahí arriba, donde están quienes toman las decisiones.

Salud

Freia dijo...

Cosimo el Barón

Sr. Barón, gracias por su comentario ilustrado. Ciertamente tiene Vd. conocimiento del/de su medio. Ya sabe que las aves de ciudad mantenemos muchos tópicos en lo que al mundo agrícola se refiere: Las Arcadias bucólicas, las bellas pastoras y molineras suelen esconder, frecuentemente, inconfesadas lagunas de saber.
Yo también me quedó con Dieskau, con la voz... jeje... y con el resto (a pesar de sus años).
Un abrazo Barón

Charles de Batz

Efectivamente Charles, las decisiones las toman ellos... aunque sigo creyendo que los ciudadanos de a pie podemos hacer
algo. Quizá no hemos tomado conciencia de nuestra fuerza.
Sé lo atareado que andas así que te agradezco doblemente tu paso por aquí y tu comentario. Que tu proyecto siga viento en popa y con buena mar. Un besazo

Dardo dijo...

Querida Freia. ¡Qué trabajo te tomas con estos tus mortales invitados!. Como siempre insuperable. Eres una bloguera cinco estrellas gran lujo y encima gratis. Las Ondas do Mar me han transportado al fondo de él. La Primavera (corrígeme si me equivoco) la he notado algo acelerada; tengo la versión de Karajan con la Filarmónica de Berlín y se me antoja menos rápida.

Freia. ¿Cuando vamos a hacer una guerra de agua con nuestro Javier Centeno derribándolo de su canoa revolucionaria en pleno Támesis o mejor en las gélidas aguas del Moscova o en las del "Mar de Aral" y así no se moja?. Me encanta mi Händel.

Yo me niego a hablar de política en tu salón, porque yo entro aquí para admirarte y para hallar algo de paz.

Freia dijo...

Querido Dardo

¡Te había echado de menos!

No te creas mucho lo de la molestia. Lo cierto es que las ideas para las entradas, por lo general, suelen surgir de la manera más tonta. Ésta nació mientras me cepillaba los dientes (jeje). El resto no fue difícil: escarbar un poquito aquí, otro allá y poco a poco se completa el puzzle
Ciertamente la Primavera es una versión mucho más rápida. Según creo haber leído en algún sitio, Biondi ha buscado realizar una versión historicista lo más parecida a cómo debía de sonar en época del cura rojo. La versión de Karajan, con tanto maestro, siempre me ha sonado un poco excesiva para una pieza barroca, pero quizá ese juicio de valor esté muy influído por mi particular amor/odio por el de Salzburgo.
Con relación a nuestro querido Bolche, yo creo que es un caso perdido en lo que a cuestiones de Marina política se refiere[jaja ;-)]
Un abrazo