Un regalo de Sergio Astorga

sábado, 12 de enero de 2008

La palabra en el aire... la más hermosa música

Ha muerto uno de los mejores. El más claro, el de mirada limpia y consecuente, el que amó y contempló más allá de sí mismo. Hoy el mundo parece un poco más oscuro y la ciudad más triste.


Mientras existas

Mientras tú existas,
mientras mi mirada
te busque más allá de las colinas,
mientras nada
me llene el corazón,
si no es tu imagen, y haya
una remota posibilidad de que estés viva
en algún sitio, iluminada
por una luz - cualquiera...

Mientras
yo presienta que eres y te llamas
así, con ese nombre tuyo
tan pequeño,
seguiré como ahora, amada
mía,
transido de distancia,
bajo este amor que crece y no se muere,
bajo este amor que sigue y nunca acaba










Ya nada ahora

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo.
Pero nada ya ahora
- ni siquiera la muerte, por su parte
inmensa.

podrá evitarlo:
exento, libre,

como la niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,

creciente en un espacio sin fronteras,

este amor ya sin mí te amará siempre

19 comentarios:

Permiso dijo...

¿se puede tomar la musica para poner en nuestro blog?

Freia dijo...

Sí claro. Yo no tengo ningún derecho de reproducción o copia. No soy autora; me limito a transmitir, respetando la autoría de cada uno.

Selma dijo...

No sabes hasta que punto los dos poemas que acabas de poner me llegan hasta lo más hondo...

Gracias Freia, muchas gracias.
Un beso.

Freia dijo...

Gracias a ti Selma por tus palabras siempre amables. Son muy hermosos los poemas de Ángel González y entristece pensar que ya nunca habrá más. No sé por qué su muerte me ha entristecido tanto pero lo cierto es que hay ciertas ausencias que sacuden de forma especial.

RGAlmazán dijo...

Su serenidad, su compromiso, su bondad, su transparencia, su ejemplo de vida, además de su poesía, hacen más honda su ausencia.

Salud y República

NáN dijo...

Pensaba poner en mi blog los dos primeros versos de "Ya nada ahora"; solamente eso. Siempre me impresionó ese "corta" que queda colgando y cambia de sentido en el segundo: revelando todo lo que de bueno, de generoso, de feroz, tenía este poeta.

Pero no voy a poner nada, porque está todo muy bien puesto en tu página y no es cuestión de que nos vayamos repitiendo.

Me queda unida esta muerte con la de Pilar Miró, una mujer que no nos merecíamos los hombres de este país y que tan mal tratada fue por el menos malo de los poderes. Cuántos han llegado a Ángel González por ese "Pájaro de la felicidad".

Ahora que ya no están, no descansemos nosotros en paz. Incorrectos y duros, solo tiernos y amantes para quienes les corresponde, nos toca recibir nuestra ración de pedradas.

Un fuerte-fuerte abrazo a ti y a rgalmazán, que hizo rápidamente el homenaje, y a todos los que pasan por aquí e imagino que camináis con la barbilla levantada y la mirada tierno-dura.

(me aprovecho de tu amabilidad para anunciar que hoy domingo, entre las 6 y las 12 de la tardinoche, los compañeros huelguistas de la librería Fuentetaja aceptan ¡por fin! una caja de resistencia y estarán en Marx Madera, calle Madera, donde un tercio del precio de las consumiciones será para ellos. Yo me pasaré por allí a la salida del teatro).

Mega dijo...

¡Qué bien recitaba sus propios poemas, Freia!

"Muerte en el olvido" es una pieza deliciosa. Me recuerda mucho a Pedro Salinas. Del otro audio, me quedo con estos versos lacerantes, sólo al final esperanzados:

"...mis sucesivos cuerpos que me impulsan
vivo
hacia la muerte (...)

y los ojos
qué importa que no sean estos ojos
te seguirán
adonde vayas
fieles".

(Nos deja sus libros. Sus poemas inacabables)

Cosimo, El Barón dijo...

El mejor homenaje a un poeta que nos deja es su voz y sus versos,y en el caso de Ángel González la excepcional virtud de unir a unos grandes versos una bonita voz (no todos los poetas son dignos lectores de su obra, no sé por qué).

P.d: Primero una reflexión sobre himnos y patriotismo, después chismes cinematográficos. ¿Vale?

Tanhäuser dijo...

Nos queda su obra y su ejemplo vital.
Días tristes, sí.
Besos

Freia dijo...

Rafa

Tienes toda la razón. Su ausencia se hará, se hace ya, más honda.

Nán

Yo creo que la muerte de Ángel González ha generado una entrada común en muchos blog: la necesidad de expresar el pesar por su muerte y su ausencia. Si te lo pide el cuerpo y el alma, haz la entrada: seguro que será muy bella.
No puedo pasarme hoy (tengo suegra pachucha) pero, por favor, díme dónde va a estar abierta la caja de resistencia. Nos jugamos todos la supervivencia de Fuentetaja.

Mega, Cósimo

Es verdad. Es de los pocos que recitaba francamente bien sus poemas (nunca he acabado de entender por qué la mayoria lo hacen tan mal).

No me había fijado en el parecido con Salinas: Es cierto Mega.

Tanhäuser

Tienes razón. Nos quedan sus libros, su voz, su obra, pero las ausencias duelen, en especial cuando son tan repentinas, furtivas y a traición y cuando el que se va nos deja huérfanos de palabra, belleza y honestidad.

Mega dijo...

Querida Freia:
Al capitán de La nave de los locos, barco en el que viajan algunas de mis fotos, le ha encantado tu "pieza de la semana" y se la ha apropiado. Espero que no te parezca mal. Te ha añadido, además, como miembro de su tripulación.
Un fuerte abrazo.

AF dijo...

No crea usted, doña Freia que es una lástima, tal y como le responde a Selma al principio de los comentarios, el hecho de que no haya más poemas de Ángel González. Los límites son, creo yo, algo deseable y no repudiable. Si hubiera un m illón de poemas de Ángel González, inevitablemente se hartaría uno de leerlos.

Los Rolls Royce no serían lo que son si hubiera millones de ellos por el mundo.

Mega dijo...

Como soy sumamente patosa, me salió mal lo del enlace. A ver si ahora funciona:
La nave de los locos

Joseba M. dijo...

Lo cierto es que se ha muerto un artista enorme. El mejor homenaje es leerle, yo creo. Seguir leyéndole.
Esperemos que Benedetti no recaiga...
Un abrazo, Freia.

J. G Centeno dijo...

La poesía de Ángel González es la que es, ni mucha ni poca, exacta. Consiguió escribir lo que quiso y como quiso, algo reservado a los grandes, y él, con seguridad era de los más grandes, con ese castellano tan sencillo y tan difícil de utilizar sin caer en el amaneramiento literario. Gran poeta y, dicen, mejor persona, lo creo aunque no tuve el placer de conocerle.

Freia dijo...

Mega

Gracias Mega por tu enlace. No he tenido problema en localizarlo porque había entrado unos días antes en la bitácora de La nave de los locos gracias al enlace de tu blog. Me parece muy bien apropiado, sí señor. Díle al capitán que prometo ver más despacio el cuaderno de bitácora en cuanto tenga un poco de tranquilidad para sentarme a leer (También he pasado deprisa y corriendo por los tuyos y me apetece hacer una lectura más reposada). Es un honor ser miembro de la tripulación de tan ilustre nave. Además está muy relacionada con "mi Bosco".

AF, Bolche

Seguramente me expresé muy mal en el comentario a Selma. Al decir que YA no habrá más poemas de Ángel González, no me refería tanto a la cantidad, como a que no estará él para escribirlos. A mí no me habría importado que el límite hubiese estado unos años y unos cuantos poemas después. De todas formas, no coincido con don Antonio en que la cantidad lleve aparejada la hartura. Lope escribió muchísimo, Picasso pintó, esculpió y grabó muchísimo y yo no me aburro de leer, oír, ver su obra.

Joseba

Estoy de acuerdo contigo. Leerlo es evitar que caiga en el (nuestro) olvido.
(me ha quedado muy de Bradbury, ¿no?)

Un abrazo a todos

Charles de Batz dijo...

Una verdadera pena la que abre este año, que uno lo esperaba con los mejores augurios. Quizá el vuelo de las aves que adelantan nuestro futuro, no fue conducido por vientos tan frescos y ligeros; y el horizonte quedó cubierto por una espesa niebla que no deja ver más allá de las palabras que estamos pronunciando. Una verdadera pena.

De Angel González guardo muchas cosas en el recuerdo de lo leído, quizá sea esta la que más me viene estos días a la cabeza:

Ahora andará por otras tierras,
llevando lejos luces y esperanzas,
aventando bandadas de pájaros remotos,
y rumores, y voces, y campanas,
-ruidoso perro que menea la cola
y ladra ante las puertas entornadas.

Salud

Manuel Ortiz dijo...

Voy a ser práctico: Ángel González. "Poemas". Edición del autor. Cátedra, Letras Hispánicas.

Y antes de que la palme Gamoneda: Antonio Gamoneda, "Antología poética", Alianza Editorial, Literatura.

Ambos están en bolsillo, de manera que son fáciles de robar.

Freia dijo...

Charles

Es verdad que corren malos tiempos para la lírica y lo digo sin el menor rasgo de ironía. Y es verdad que hay grandes poetas más jóvenes, pero yo tengo que reconocer que para mí Ángel González era muy especial.

Manuel

Gracias por las notas de bibliografía. Yo me permito añadir el libro/disco que Visor Libros publicó en la colección De viva voz, en el año 2006, con el nº 15. Se llama Ángel González: A todo amor (antología personal). A mí me sigue emocionando escucharle recitar sus propios versos.

Un abrazo