Un regalo de Sergio Astorga

viernes, 19 de junio de 2009

Dolor sobre dolor






¡Cómo me gustaría que el Adagietto de la 5ª de Mahler no tuviera que volver a sonar nunca en esta bitácora! Pero esta panda de asesinos, como otros, no está dispuesta a dejar de matar.

¡Malditos!


Gustav Mahler (1860-1911). Sinfonía nº5 en do sostenido menor. Dritte Abteilung. IV Adagietto. Sehr langsam. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Václav Neumann. Supraphon 1977


8 comentarios:

Charles de Batz dijo...

Lamentable, irracional, absurdo...
Triste, muy triste.

RGAlmazán dijo...

¡Canallas asesinos!
Un beso

SAlud y República

fra miquel dijo...

No tengo adjetivos para tan estúpida barbarie.

Un abrazo

NáN dijo...

Asesinato inútil.
Y no es un adorno del lenguaje ni un adjetivo puesto porque sí. La demostrada inutilidad de lo que hacen lo convierte en nauseabundo.

Freia dijo...

Estoy convencida de que algún día terminará esta sinrazón.
Un abrazo a todos y gracias por estar aquí.

Los pasos que no doy dijo...

Malditos¡

fritus dijo...

convencidos de que algún día terminará esta sinrazón...muchos estamos. Se agotan los calificativos para los fascistas de la txapela a rosca.

un abrazo

Mega dijo...

Besos, querida Freia. Me asomé sólo para saludarte.