Un regalo de Sergio Astorga

lunes, 12 de octubre de 2009

La condesa ha vuelto a casa



F.Madrazo - La condesa de Vilches. Museo del Prado Madrid. Reproducido en el catálogo de la exposición El siglo XIX en el Prado. Madrid, 2007. (clic para ampliar)


¡Ya era hora!

Años rodando de acá para allá desde que salí de mi casa. Primero, la mudanza al Casón, que está cerquita sí, pero no es lo mismo. Era un poco como estar en la caseta del guarda. Después, 13 años encerrada en los sótanos. Que estarán a la temperatura correcta y bien acondicionados y todo lo que Vds. quieran pero, ¡qué caramba!, yo no soy un vino y permanecer ahí es más aburrido que un discurso de don José de Echegaray.
Solamente me han dejado salir dos o tres veces para alguna exposición importante...


Y ¿saben? Desde hace una semana estoy la mar de contenta. No hay nada como volver al hogar. Además les contaré que estoy especialmente feliz porque me han colocado presidiendo la sala de Federico. Ya, ya sé que hay otros retratos suyos espléndidos, pero son todos mucho más oscuros y discretos, a la española. En cambio mi vestido azul turquesa, mis ojos claros y mi sonrisa apenas contenida, pizpireta y traviesa me hacen destacar incluso aunque esa presumida de Eurídice, la escultura de Sabino de Medina, intente hacerme sombra. Eso sí, lo único que me descoloca un poco es que no han dejado mucho espacio delante para que los caballeros se batan en duelo por mí. No puedo remediarlo, me priva. Pero no se confundan que sólo es de mentirijillas. No soy en absoluto violenta o pendenciera, sino más bien todo lo contrario.

Cuando vengan al Prado a ver el nuevo emplazamiento de la pintura del XIX, tómenselo con calma. Nuestro regreso después de tanto tiempo merece tranquilidad y sosiego.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. I. Paseo


Comiencen por la sala central con ese Goya ottocentesco y neoclásico, sirviendo de prólogo a las pinturas de los nuevos clasicistas. Todavía no han puesto las cartelas (¡aysssss!), así que pueden jugar a adivinar de quién y de qué se trata. Por si no pueden resistir la curiosidad, les diré que hay pinturas de Vicente López, Juan Antonio de Ribera o José de Madrazo.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. II. El gnomo


Entren después en la sala de los románticos y recuperen a David Roberts, Genaro Pérez Villaamil o Antonio María Esquivel; a los goyescos Leonardo Alenza y Eugenio Lucas; a Víctor Manzano y a Valeriano Domínguez Bécquer.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. III. Paseo


Redescubran a continuación a Raimundo de Madrazo (los genes son los genes) y a los excelentes realistas Ramón Martí de Alsina, Carlos de Haes y Martín Rico y deténganse ante sus increíbles y fantásticos paisajes. Déjense llevar por la luz que sale de sus cuadros, por las pinceladas cortas y sueltas que configuran algunos de sus más bellas obras. No olviden que Martín Rico evolucionó después, de la mano y el influjo de su amigo Fortuny hacia una pintura más exótica (lo encontrarán unas salas más adelante).


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. IV. El viejo castillo


Ábranse a los excelentes retratos de Emilio Sala, Ignacio Pinazo y su técnica suelta y tan moderna, Franco Domingo Marqués y deténganse especialmente en la obra de Antonio Muñoz Degrain, soberbio en sus paisajes y retratos (más avanzada la visita, recordarán que también es un excelente pintor de historia). Porque quizá lo mejor del recorrido venga cuando se dejen impresionar por el tamaño y la gran calidad de esa gran olvidada que es, todavía hoy, la pintura de Historia.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. V. Paseo



F.Padrilla - Doña Juana la Loca. Museo del Prado Madrid. Reproducido en el catálogo de la exposición El siglo XIX en el Prado. Madrid, 2007. (clic para ampliar)


Que las obras monumentales de José Moreno Carbonero, Emilio Sala, Antonio Muñoz Degrain, Eduardo Rosales, Lorenzo Vallés, José Casado del Alisal, Francisco Pradilla, Manuel Domínguez, Alejandro Ferrant y Dióscoro Puebla les inunden y párense sin prisas delante de esa maravilla que es El fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, de Antonio Gisbert. Quizá lo consideren una exageración pero, para mí, esta obra es comparable a La Balsa de la Medusa, de Géricault o a La Libertad guiando al pueblo, de Delacroix.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. VI. Las Tullerías



A.Gisbert - El fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga. Museo del Prado Madrid. Reproducido en el catálogo de la exposición El siglo XIX en el Prado. Madrid, 2007. (clic para ampliar)


Dejen que me detenga un instante en Eduardo Rosales porque es mucho más que un pintor de historia y se merece al menos un párrafo. Académico pero menos en su faceta de pintor de historia. Espléndido en el tratamiento de las telas de sus retratos. Algo convencional y empalagosillo en su faceta de pintor religioso o absolutamente libre y de pincelada suelta y rápida en sus desnudos.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. VII. Bydlo


Una vez terminado ese paseo por la gran pintura histórica, diríjanse a las salas de Sorolla y Beruete. La primera abarca una mínima referencia de la obra ingente del valenciano. Pintura social, paisajes, desnudos, retratos. Como dice un amigo pintor de mi amiga Anarkasis, don Joaquín es Velázquez en blanco. Y tiene toda la razón. No les voy a hablar a estas alturas de la luz y el sentido de la perspectiva o el escorzo de Sorolla. Todos lo conocen de sobra. Desde mi punto de vista personal, este artista nunca fue profeta en su tierra y no se le ha valorado todo lo que, a mi juicio, se merece, despachándolo a veces con un escueto: "pintor impresionista." Esperemos que la exposición del Prado de este verano haya servido para reconocer su obra de ahora en adelante.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una eVxposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. VIII. Paseo



J. Sorolla - Y aún dicen que el pescado es caro. Museo del Prado Madrid. Reproducido en el catálogo de la exposición El siglo XIX en el Prado. Madrid, 2007. (clic para ampliar)


Y si la forma de plasmar la luz en el levantino impresiona, la sala de Aureliano de Beruete, precisamente con el retrato que su amigo Sorolla le hizo presidiendo ésta, les hará recordar o descubrir el color y la luminosidad de los paisajes.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. IX. Polluelos en el cascarón


Y ¡qué quieren que les diga de Fortuny! Se ha hablado tanto de él, de su delicadeza, exotismo, libertad pictórica. No sé explicar de él nada original a estas alturas, de modo que caeré en el tópico. Su refinamiento, su sentido del color, su detallismo casi casi preciosista y a la vez moderno y transgresor. Pintor a veces miniaturista, de una delicadeza extrema pero no exento de fuerza, que tomó de Delacroix el gusto por los paises africanos y el sentido de la luz y que tanto influyó en su amigo Martín Rico y en generaciones posteriores, abriendo la pintura española al exterior.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. X. Samuel Goldenberg & Schmuyle


Se habrán dado cuenta de que no hemos seguido un itinerario cronológico para visitar las salas. Hemos ido saltando de aquí para allá en el tiempo, porque así disfruté yo de mis compañeros el primer día en que la exposición se abrió al público y porque me gusta deambular a menudo por las salas de esta casa sin llevar un orden estricto. La sorpresa y el encanto suelen ser mayores. Si leyeron en la prensa o escucharon en la TV que por un momento fue imposible ver a la condesa, créanselo. Desaparecí y me escabullí entre el público para que no me lo contara nadie.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. XI. Mercado de Limoges


Así Carlos de Haes aparecía casi entremezclado con Alenza o Lucas y he hablado Raimundo de Madrazo mucho antes que de su padre, que todavía no ha hecho realmente acto de presencia. Pero es que su sala la dejo a propósito para el final.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. XII. Catacumba (Sepulcrum Romanum)


Citemos también que toda la visita está trufada de esculturas neoclásicas, netamente románticas o realistas. Disfruten con Agustín Querol, Jerónimo Suñol, Camilo Torregiano, Sabino de Medina o Mariano Benlliure. Véanlas por Vds. mismos. No querrán que se lo cuente yo todo.


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. XIII. Con mortuis in lingua mortua


Y ahora sí, por fuerza tengo que hablarles de la sala 62b. Hagamos una parada más larga porque es la del pintor que me dio vida. Don Federico de Madrazo, uno de los grandes retratistas (para mí el mejor) del XIX español, quizá junto con Sorolla. Espléndido en la factura y técnica de sus obras, fue capaz de crear un hilo conductor entre la tradición velazqueña, con los fondos neutros y los retratos sobrios y las nuevas formas de la retratística inglesa que lo ligan precisamente a Sargent y el valenciano. Entre medias, todo un despliegue de ismos posibles de los que bebió y se empapó. Pero, aun en su modernidad, retornó siempre a las fuentes de Velázquez (La Rendición de Breda) o el propio Greco (El Entierro del señor de Orgaz).


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. XIV. Paseo Baba-jaga


Y como les he dicho, en medio de la sala, detrás de la perspectiva que abre la escultura de Sabino de Medina La ninfa Eurídice mordida por una culebra (mal rayo le parta, aunque no me quita protagonismo), estoy yo...


M.P. Mussorgski (1839-1881) (orq. por M.Ravel en 1922). Cuadros de una exposición. Orquesta Filarmónica Checa. Dir. Karel Ančerl. Supraphon, 1968. XV. Gran Puerta de Kiev


...Bueno, realmente está ella. La de verdad, la genuina, la sonriente, algo frívola, joven y guapísima Condesa de Vilches. La condesa turquesita, doña Amalia de Llano y Dotrés, pintada a la francesa por don Federico de Madrazo. Robándole a Ingres algo de su clasicismo, pero ya plenamente romántica. Alegre, disfrutando de la vida, como la prueba más evidente de que la pintura del XIX española no es polvorienta, ni aburrida, ni fría. Que se la ha mirado muy mal, se la ha estudiado menos y se la ha tratado aún peor.

Si cuando pasen por su lado, les sonríe especialmente a Vds. guiñándoles un ojo con picardía, no se extrañen. Ella y yo somos así... Qu'est ce qu'on va faire!


R.Schumann (1810-1856)- Drei Romanze (Tres Romanzas), op. 74: I. Nicht schnell (nada rápido). II Einfach, innig (sencillo e íntimo). III Nicht schnell (nada rápido). En el disco Dúo concertante. Obras del Romanticismo para oboe y piano. Tres Romanzas Eduardo Martínez, oboe y Riccardo Cecchetti, piano. Verso, 2008


No dejen de leer la crítica que Pablo J. Vayón ha hecho del mismo. Estoy totalmente de acuerdo con él en lo que a calidad tímbrica del instrumento moderno y a las piezas compuestas en cada época se refiere (me quedo sin lugar a dudas con el oboe barroco). Pero él sabe explicarlo muchísimo mejor que yo. Y además el enlace trae bonus: descubrir su blog y una sonata de Saint-Saëns ligera y delicada. Le doy especialmente las gracias por su amabilidad al dejarme enlazar con su bitácora.

17 comentarios:

Naveganterojo dijo...

Y despues de dar ese paseo por el Prado, acompañados virtualmente por usted, me surge una pregunta indiscreta....¿de verdad se estaba tan mal en la bodega???, vera usted, con todos mis rspetos, la unica vez que este pobre obrero se quedo encerrado en una bodega, (fue en la rioja), estuve un mes sin beber una gota de vino,y aun no comprendo el porque del enfado del bodeguero,¡¡¡total, por unas botellitas de nada!!.
Un abrazo.
Salud y felicidad

RGAlmazán dijo...

Querida condesita, me ha abrumado y he quedado pasmado con su sapiencia y su poder didáctico. He leído, visto y oído toda la entrada y creo que es insuperable.
No puedo dejar de decirle que me han entrado ganas inmensas de visitar las nuevas salas de El Prado. En cuanto vuelva a la capital, lo haré sin duda, y a usted la tendré presente, necesito encontrar todo lo que usted ha encontrado al hacer el recorrido.
Y de Madrazo, qué quiere que le diga. Que al retratarla, simplemente, le ha hecho justicia. Un placer su post.
Beso sus manos, y espero que nos siga deleitando con estas entradas que tanto me enseñan y tanto me emocionan.

Salud y República

Gemma dijo...

Una delicia, el análisis que nos ofreces. Tendré que visitar esas salas (cuando pueda dejarme caer por la capital) con la fotocopia de tu entrada en mano para mejor apreciarlas, jeje.

¡Menuda rentrée, meine Gräfin!
A Mussorgski y Shumann los dejo para después, así puedo volver. ;-P
Besos

NáN dijo...

Se podría vender fotocopias de tu texto como guía autorizada.

Pero me das una mala noticia: me enamoré de ella en el Casón y ya nada será lo mismo.

Freia dijo...

En primer lugar, me gustaría decirles que se tomen la entrada con calma. Aunque el total de la obra de Mussorgski no dura mucho, óiganla a pequeñas dosis, que el exceso nunca ha sido bueno.
Los nombres de los pintores son sólo una referencia por si visitan las salas. Así, intentar digerir todos los nombres sin ponerles "rostro pictórico" puede ser verdaderamente difícil de digerir.
Les he traído un post para un mes. Espero que les dure hasta entonces, de modo que... tranquilidad y a sorbitos.


Navegante

Jajajaja. Mi querido amigo. No vaya a comparar las frías y aburridas bodegas del Prado con las de la Rioja. Creo que Vd. se lo pasó allí mejor en un mes que yo en la mía 13 años. Jajajaja. Depende de qué año fueran las botellitas.
Un abrazo

Rafael

Querido Rafael: Sapiencia poca, que para eso están las cartelas y los catálogos pero sí es verdad que a mí la pintura española del XIX siempre me gustó. Y pasa también en otros países. A veces parece que no ha existido el realismo o el romanticismo.

Si quiere y el tiempo me lo permite, yo me ofrezco a hacer de cicerone para cuando Vds. vuelvan.
Jajajaja.
Ha debido de ser Vd. el único que no ha fenecido en el intento de leerse el post de un tirón.
Besos sus ambos pies y manos... con fruición y deleite, mi querido amigo,

Gemma

Prometido. Que la vez anterior no pudimos ver el Prado juntas. Será una delicia poder pasear por ellas contigo. Y créeme la nueva guía del Prado es mucho mejor cicerone que este post.
Un beso grande grande meine Zaubererin.

Nano

Recuerdo perfectamente que hace casi dos años me decías que, en tu primera juventud, estabas enamoriscado de la condesa e ibas con frecuencia a verla al Casón. Yo también la recuerdo siempre allí. Sin embargo, me alegra que el Casón ahora esté dedicado a investigadores y estudiosos y que toda la colección ande junta. De todas formas, imagino que cuando esté disponible el antiguo Salón de Reinos, volverán a cambiar todo de sitio.
Por eso esta vez han hecho una guía del museo que va por escuelas y, dentro de ellas, cronológicamente y no por salas. Jajajaja. Tendrían que rehacerla cada dos por tres.
Cuando queráis vemos las salas juntos.

Un beso muy grande también a ti

Isabel dijo...

En casa esta música suena a menudo, pero a partir de ahora le acompañarán las imágenes de tu texto que, con tu permiso, copiaré para documentarme mejor y acompañaré cuando pueda con su visita.

Mil gracias, querida Freia, por esta entrada y un fuerte abrazo.

fritus dijo...

Allí estaré, en pocos días, ...bueno, allí estaremos la familia en pleno, y espero inocularle a mi hija el mismo veneno que un pintor aficionado metió en mí, haciendo copias de "la odalisca" y de sus multiples" calle de Tánger" que aún cuelgan en las paredes de la que fue mi casa...

Espero que nos veamos, aunque espero no batirme en duelo con nadie...más que nada porque ningún petimetre amigo suyo tendría ninguna posibilidad con un golfillo de barrio como yo, para cuando me propusieran elegir armas y padrinos ya les habría asestao un cabezazo en la frente y un rodillazo dónde le dije, que es que los del distrito de Sant Martí somos asín...

Especial mención el cuadro del liberalote de Gisbert...y, desde luego, las tres caras de Torrijos y amigos lo dicen todo..

Se agradece el señor este Mussgorski...que joío lo mío con la música clásica ...el chan.chan.chachachan..lo había oído treinta veces pero el apellido Mussgorski hubiese podido pasar por un defensa del Lejia varszawa.

un abrazo, Comtessa

anarkasis dijo...

¡deje quieta un rato la tecla! questoi todavía viendo el fancine de dos post maspabajo
...voy con mucho retraso que me han jodio la tarjeta de sonido en en ordenata del curro, y yo de sorda con usté no me aclaro

Anónimo dijo...

pronto ire A mADRID ,Visitaremos a la señoora Condesa prque no .pero que quede claro que yo no los podria en mi comedor.

Freia dijo...

Ante todo, una indicación. Por intentar subir la música al servidor de forma más rápida, me creó varias playlist, de modo que cada vez que dan Vds. a una pieza, realmente escuchan cuatro. Espero poder modificarlas esta tarde o mañana a lo más tardar, para que no se les haga aburrido y largo. Lo cierto es que la obra al completo dura sólo algo más de 20 minutos, pero así se harán eternas. Mis disculpas.



Isabel

Gracias por tus palabras. Pero insisto en que donde esté la nueva guía del Prado, que se quite cualquier otra "guí".
A mí de pequeña me encantaba esta obra. Mi padre la ponía a menudo cuando éramos pequeños.

Fritus

Mi querida familia Frita. No veo la hora de que vengan Vds. por aquí. Estoy segura de que Tanit se lo pasará bien. Los niños, especialmente los muy pequeños y que todavía no están contaminados por ningún tipo de influencia, suelen ver los cuadros y el arte, en general, de una forma muy libre. Se asombraría lo que yo aprendí de unos mocosos de 3 años, una vez que fui a ponerles unas diapositivas. Eran capaces de ver en los cuadros cosas que nuestro entendimiento parecía ocultar.
No se preocupe. Lo del duelo va más bien por el niño de Valladolissss y el Arañazo de Rivas. Vd. puede hacer de árbitro.
Un besazo y hasta ya mismo...

Anarkasis

Ay, querida y yo te debo una carta larga y tranquila desde hace un montón de tiempo.

No te asustes que cambiaré la musiquilla (está repetida y se hace muy larga). En cuanto a las letras, sabes tú mucho mejor que nadie separar la paja (que hay mucha) del grano (más bien escaso). Lo demás es sólo una lista de nombres como simple referencia por si alguien quiere documentarse en casa.

Besos fuertes a tus amantes y, como siempre, espero una crítica sincera a esta entrada: que si se han gastado un presupuestazo para poner lo mismo de siempre, que si se han dejado en la bodega a los mejores, que si se han llevado a Mir, Regoyos y Rossignol al exilio del Sofidú (para mí es algo imperdonable), que si ya podían hacer catálogos digitales en abierto a través de la red. Con la mayoría de lo que dices suelo estar de acuerdo. Y hay que darles caña a las instituciones, que cada día están más dinosáuricas.
Besos a tus tres amantes y otro especial para ti querida. ¡Ah! y tómatelo con calma.

Anónimo

Bienvenido, aunque me gustaría saber quién eres. Por esta casa aceptamos a todos los vienen con respeto, como tú. Espero que lo disfrutes de tu estancia en Madrid, aunque ya te aviso que tendrás que ir saltando zanjas, y del Prado, en especial.
Yo no podría ponerlos en el comedor de casa aunque quisiera. Jajajaja. No me cabría ninguno.
Un saludo y le doy nuevamente la bienvenida.

siempreconhistorias dijo...

¡Qué barbaridad! Magnífico baño de pintura. Tendré que dejar la música para la noche, pero no quiero irme sin decirle lo guapa que la reencuentro. También yo tendré que sacar fotocopias para cuando vaya por esa capital.
Un abrazo admirado, querida Condesita.

Freia dijo...

Mi querida siempreconchistorias. Hace Vd. bien en dejar la música para más adelante, a ver si me da tiempo a corregirla antes y que se la haga más llevadera.
Hágame caso. Cuando venga a Madrid, me llama Vd., quedamos y nos llevamos la guía del Prado que nos será mucho más útil.
Un abrazo y mil gracias por sus palabras.

__MARÍA__ dijo...

Necesito más tiempo para leer completa tu entrada.
¡Qué placer saber que estás en un sitio que te gusta tanto!
Desde luego te lo mereces...eres tan bella.
Besos

Freia dijo...

María:

Es un placer volver a tenerte por aquí. Por todo lo que significa.
No me extraña que necesites tiempo. Pero lo he hecho con vistas. Tenéis mínimo para un mes. Así justifico mi propia vagancia.
Sí, la verdad es que da alegría volver a ver la pintura del XIX colgando en las Salas, aunque se echa de menos a ciertos excelentes pintores que completaban la colección como Regoyos, Mir o Rossignol. Y también, mayor cantidad de lienzos. Pero, de momento, la cosa ha mejorado algo.

Jajajaja, sí la condesita es muy bella. Su suplantadora, algo menos.

Un beso muy fuerte y termina de ponerte buena.

Freia dijo...

Bueno, ya está arreglada la música de Mussorgski.
Ya no hay excusas signor contino

Ciberculturalia dijo...

Querida Condesa, he venido a verte y ya veo que estás muy bien acondicionada. No dudes de que cuando vaya al Prado, expresamente me detendré a contamplarte.
Me iré con mi iPod para hacer la visita tal y como la recomiendas: oyendo la misma música excelsa que tu nos has traido.
Un beso
Carmen

Freia dijo...

Buenas noches Ciberculturalia

Yo creo que te encantará conocerla a ella, la de verdad. También yo, por supuesto, estaré encantada de conocerte y mostrártela.
Y también puedes poner en el iPod música de Scarlatti o de Mozart o, mucho mejor aún, románticos plenos (las últimas sonatas de Beethoven incluídas.

Un abrazo,