Un regalo de Sergio Astorga

jueves, 19 de agosto de 2010

Crónica de Bretaña. Prólogo a cargo del secretario borde.






No se me queden mirando de esa manera que no soy un bicho raro. Bueno, un poco rarito sí, tengo que reconocerlo. Y encima soy puñetero, borde, seco y con mala uva... dosis ingentes de mala uva. No crean que me hace ni pizca de gracia estar aquí y ahora de presentaciones, pero soy un mandado (cobro por ello) de modo que cumpliré una por una las normas de quien me paga, la condesa. Más que nada porque no quiero verme de patitas en la calle a estas alturas de la película.

Primera norma de la jefa de todo esto: no tutear nunca a los visitantes de la bitácora. Pues vale. Como si me importara mucho una cosa u otra y, al fin y al cabo, soy de buena familia. Porque a algún miembro de mi familia sí que conocen. ¡Ah ya!.. Que Fermí nunca les dijo que tenía un hermano gemelo, ¿verdad?.. No me extraña. Él siempre tan servicial, tan educado, tan puesto, tan limpio, tan comm'il faut. Siempre se avergonzó de mí pero mal que le pese, existo. Y además él trabaja al servicio de la condesa gracias a mí y (debo reconocerlo), también lo hago yo gracias a él.

Segunda norma: ser educado y dar explicaciones al respetable de por qué aparezco por aquí y quién soy. Ya saben que la condesa es rarita rarita en ocasiones. Y para satisfacer su ego solo consintió en tener a su servicio dos varones y condición indispensable es que fueran gemelos idénticos. Nos contrató al tiempo. A Fermí lo llamó Fasolt y a mí, qué remedio, Fafner. Pero como habrán podido deducir no es ése mi nombre.

Me llamo Ferran. Ferran Parxet i Torelló. Nacido en Sant Sadurni d'Anoia... Pero yo creo que podemos abreviar que la historia familiar ya se la saben. Y si no la saben, se leen el enlace que les he puesto en el párrafo anterior con comentarios y todo que no voy a estar yo trabajando de balde

Y ahora vienen dos preguntas del millón. ¿Por qué la condesa se empeñó en tener a su servicio a dos gemelos? Pues la solución es fácil. Es que doña Nobilitas, dado su hipertrofiado y excesivo narcisismo, se cree de tanto en tanto la mismísima Freia y en el palacio todo rezuma a deidad germana. Puede que no todos entiendan de qué va la cosa pero si tiran de wikipedia y se leen el argumento de El Oro del Rhin, seguro que empiezan a entender muchas cosas. No deja de tener gracia que con tanto rollo operístico para arriba y para abajo todavía no les haya hecho una entrada digna sobre la primera parte de la Tetralogía. Y eso que a nosotros nos hace escucharla de cabo a rabo una vez al trimestre. Pues a lo que iba, que se cree la diosa de la juventud rediviva y exclusivamente porque sus padres le pusieron ese bobo y altisonante nombre. Y como además se precia de geminiana, tenía que ser la señora de un gemelo bueno y uno malo. Adivinen cuál de los dos soy yo.

Porque señores míos, Vds. estaban acostumbrados a Fermí. Y no me extraña que no les haya hablado de mí hasta ahora. Él es tan buena persona, tan mayordomo (aunque él pomposamente se otorgue el título de valet de chambre), que no le agrada reconocer que existe una segunda cara de la moneda aunque sea el perfecto reverso. Y encima es un magnífico profesional, hasta en el chafardeo (aunque creo que esto ya lo saben Vds.). Y con la porquería de salario que cobra, que la catalana parece la condesa y no nosotros.

Y hablando de caras, seguramente se pregunten también (y ahí viene la segunda pregunta del millón) por qué razón dos hermanos gemelos idénticos no se parecen en absoluto. Pero eso también tiene su razón de ser. Si se leen el argumento de La Valquiria (Venga, no me sean vagos. Si mucho miedo a Wagner y la Tetralogía es como un culebrón con puntuales dosis de "vodevil trágico", lo que tiene bemoles... y sostenidos), descubrirán que yo soy como un Mortadelo extra-muros del Walhalla. Fafner, gracias al yelmo mágico se transforma en un dragón violento y peligroso, al igual que el ogro del Gato con Botas cambiaba a voluntad de forma y naturaleza. Si quieren que les diga la verdad, ambos dos se parecen también en que terminaron francamente mal, llevados de su codicia extrema.

De modo que todo lo que en Fasolt es positivo y políticamente correcto, se convierte en mí en la imagen invertida del espejo. Como a partir de ahora vamos a tener que coincidir en no pocas entradas y durante un período nada breve de tiempo, vamos a dejar las cosas muy claras. Yo estoy aquí porque soy un mandado. Pero no me caracterizo precisamente por el aguante. De modo que procuren no tomarse ninguna de las confianzas que se traen con mi hermano porque tampoco soy lo que se suele decir paciente. Me tengo por buen profesional, secretario personal de la señora y a eso me limito. Ténganlo en cuenta y mantengan las distancias conmigo como yo, por rango y obligación, debo hacerlo con Vds. No nos llamemos pues a engaño, que si no fuera por lo que es iba a estar yo aquí dando explicaciones y haciendo mi propio padrón.

¿Que piensan que exagero y no soy tan feroz e intratable? Pues para muestra vale un botón. Si no se lo creen, tómense una mínima molestia y lean, lean:

R.Wagner (1813-1883). Das Rheingold (El Oro del Rhin). Acto I, Escena Segunda. Schweig dein faules Schwatzen. Orquesta de la Radiotelevisión Bávara. Dir.: Bernard Haitink. Kurt Rydl, como Fafner, bajo. Emi, 1989

 


FAFNER
Schweig' dein faules Schwatzen,
Gewinn werben wir nicht:
Freias Haft
hilft wenig,
doch viel gilt's
den Göttern sie zu entreißen.

(leise)

Goldene Äpfel
wachsen in ihrem Garten;
sie allein
weiß die Äpfel zu pflegen!
Der Frucht Genuß
frommt ihren Sippen
zu ewig nie
alternder Jugend:
siech und bleich
doch sinkt ihre Blüte,
alt und schwach
schwinden sie hin,
müssen Freia sie missen.
Ihrer Mitte drum sei sie entführt!


FAFNER
¡Deja ya de decir tonterías!
Así no iremos a ninguna parte
¡La custodia de Freia
tiene algún valor,
pero más tiene
apartarla de los dioses!

(en voz baja)

Manzanas doradas
crecen en su jardín,
y sólo ella
sabe cómo cuidarlas.
El comerse la fruta
bendice a los de su raza
con eterna e inmutable juventud.
Pero esa juventud floreciente,
empezará a decaer,
enferma y pálida,
y débiles y ancianos desaparecerán,
si no tienen a Freia.
Por ese motivo,
no deja que sea secuestrada.
(texto original y traducción sacadas de este enlace)





Pero vamos a lo que vamos que esto se está haciendo más largo que la obra de El Escorial. Verán Vds., dado que la señora condesa está "tomando las aguas" pero no quiere dejar sola la bitácora, me ha encargado que tome el relevo y, de paso, les explique,la tarea que me ha encomendado para todos estos meses.

Porque Madame Fggggaaaaaaiiiiiiiiiiiiaaaaaaaa es tan elegaaaaaaaaannnnnnnnnntttttttttteeeeeee y tan exquisiiiiiitaaa, que solo se ocupa del aaaaaaarrrrrrttttttteeeee, la múuuuusiiiicaaaaaa, las exposicioooooonnnnnneeeeees y los conciiiieeeeeeeeeeeerrrrtttooooooooooooossss. Así la maten no será capaz de reconocer que su poderoso narcisismo la lleva a tener que hablar necesaria y extensamente de su maravillloooooooooooooooooosssssssssssooooooooooooo viaje a la Bretaaaaaaaaaaaaañññññññaaaaaaaaa y, por supuesto, el tema es lo suficiente pequeño como para que, aparentemente, ella no se digne tocarlo. Así pues, lo que me ha encargado a las claras es que, como secretario suyo, le haga de negro a la inversa y haga pasar por mías unas crónicas de viaje que están siendo escritas por ella. No sé a quién pretende engañar, desde luego. Abreviando, que soy el encargado de hacer una entradilla a los textos "disfrazados" de la señora y a un sinfín de fotografías (los dioses les guarden) y unas cancioncillas del país, para crear larguísimos y aburridísimos batiburrillos, a los que ella delicaadaaaaameeeeeeeeeeennnnteeeeee llama sinesteeeeeeeeeeeesias.Y en este momento es cuando tengo que soltar un encarguito que doña Fggggggaaaaaaaiiiiiiaaaaaaaaaaaaaa me ha dado y que me va a enemistar ya con alguna lectora de este blog, que además es de la tierra. Vamos allá. Para Frau Zauberina: "Meine Dame, que de parte de la señora, es tut mir leid. Que de la Bartoli nada de nada porque no pega con las magníiiiiiiifiiiiiicaaaaaaaaasssss entraaaaaadassssss de la Bretaña. Que otra vez será y que se resigne a escuchar música de gaitas, salterios galaicos y laúdes varios.

Como conocen Vds. de sobra a la jefa y no se caracteriza por la regularidad (si yo les contara lo poco regular que ha sido siempre en todo y los sustos que nos ha dado), tampoco tengo ni idea de cuándo apareceré delante de Vds. Ya que voy de entremés de sus espleeeendidaaaas cróoooonicas, imagino que me dejará huecos aquí y allá de vez en cuando. Así pues, cuando se encuentren con las fauces malolientes y fogosas de este más que harto empleado, podrán decir tranquilamente: "¡Ah, sorpresa, otra vez toca el tío este insufrible y malencarado!" Pues sí señor y se aguantarán, que a mí me hace menos gracia aún y encima me pagan una birria por cargar con el marrón.

Y dicho esto, me despido ya no sin antes dejarles con una imagen y un par de cancioncillas pegadizas, con enlace al texto original, de las que saldrán hasta el mismísimo moño y que serán características de los diversos capítulos (jornadas, los va a llamar la muy cursi) de que consta el folletón que se/nos viene encima.

Queden Vds. con quien les de la gana, sea Dios o el diablo, que a mí me trae sin cuidado y por hoy ya está bien. ¡Hala, que a partir de este momento, la Bretaña les sea breve!

Se despide, suuuuuuyooooooo nada afeeeeeeccccctiiiiiiiisiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiimoooooooooooo

Faaaaaaaaaafffffffffffffffffffffffnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnneeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.




Pont-Croix, en el estuario de Goyen. Acuarela de Marie-Madeleine Flambard. En el libro Petites cités de caractère en Bretagne, con texto de David Raynal. Edit. Ouest-France. Rennes, 2006.
(hagan clic, para agrandar)



VV.AA. Les titres essentiels: Bretagne. I C'est un pays, de Soldat Louis. II Me'zo ganet e kreiz ar mor, de Y.F. Kenemer y Didier Squiban. Aztec Musique. Sin fecha.



PS: Encuentren Vds. la salida o llamen a Fermí, que para eso está, digo yo.

28 comentarios:

Txema dijo...

Sehr gut, meine liebe, Ich sterbe und kann nicht warten.

jejeje

Fafner dijo...

A ver, caballero. ¿Qué es eso de meine liebe? Hasta ahí podíamos llegar. Tonterías las justas, señor mío. No se le ocurra volver a decirle eso a alguien de fuego en nariz como yo. ¡Vamos, hombre!
Y el alemán a la condesa. Que en mi sueldo no entra el plus de idiomas. A mí me habla Vd. en cristiano... ¿Estamos?
Y no se muera todavía, hombre de diox, que ya se encargarán de matarlo las crónicas de la condesa. Y si no al tiempo.

Ha sido un placer conocerlo, señor mío.

Fafner dijo...

Le aviso. Como me vuelva a llamar querida, la tenemos.

Gemma dijo...

Fafner, le veo a Vd. ciertamente con muy mal carácter; a ver si controla su fogosidad, aunque sólo sea para no salir de aquí "socarrimats" (chamuscados, ya me entiende Vd.)...
Y digo yo, ¿lo de que Fafner rime con Wagner cabe interpretarlo de algún modo? Cierto es que yo hubiera preferido que Vd. se llamara, sin ir más lejos, Farfoli, pero nadie es perfecto, y una está hecha a la cruda realidad.
Un fogoso saludo, sin demasiados abrazos

anarkasis dijo...

vamos por partes corazón de larga cola
al principio fue dios, luego vino la condesa y lo enredó todo, que con el pretexto de irse a tomar las aguas se llevó el oro a suiza en vez al rhiN, porrrrrr, si le hacen el corralito, que no se creená de los esfuerzos probaos de la banca española, (menúdaes)
Que decía esta, que si va a ser una imagen invertida de un espejo y un mandado, que si me pone el "mi carro" de manolo escobar que está la cosa mu española, lo digo por molestar un poco antes de acostarme con usted, es que me gustan los enfadicas, vestidos solo con un picardías de color rojo y una liga amarilla.
y no entre tanto al trapo, quésque estamos muy celosos, todas y todos por que se lo mandan a usted en vez a otras..
pero el convenio de la blogosfera en que Freia ya tiene un trienio, dice textualmente: que hay que ponerse a la cola, y yo me voy a subir a la suya a ver que tal la menea,
así que ¡dale! corazón

Txema dijo...

Es verdad, pero la nota estaba dirigida a la Condesa.

A usted acabo de conocerlo y la verdad, me parece un tanto intempestivo. No entiendo como esa dama puede tener un colaborador tan rudo.

Pero sea, en honor a mi admirada amiga, le hablaré en cristinao.

salud.

Antonio Rodriguez dijo...

Oiga dan ganas de no entrar en esta casa, si no fuera por la buena musica que se escucha, que a buen seguro no la seleccionará Vd. Porque con ese genio capaz sería de ponernos la cancion de los pajaritos.
¡A la mierda!

Selma dijo...

¡¡Miedo me da Vsted Sr. Fafner!!

Yo venía en son de PAZ ;) para dejar unos besos y unos crêpes a la Comtesse.. Mejor vuelvo en otra ocasión, cuando Vsted libre.. y la Comtesse esté presente..

Freia: Au secours! Fafner me fait peur!

Fafner dijo...

Verán, tengo que reconocerles que he desarrollado por Vds. en escasas horas sentimientos francamente encontrados.
Por una parte, llevan toda la mañana aporreando la puerta sin consideración. Que Vds. habrán dormido plácidamente pero yo me he pasado la noche currando y a alguna hora del día tendré que dormir, ¿no?
Pero, por otra parte y aunque me han acusado de un poquito de lo que soy, con lo cual estamos en lo que estamos, nadie se ha metido realmente conmigo porque me burle de mi jefa.
La he llamado cursi, narcisista, pagada de sí misma. Que va de elegante y exquisita por la vida cuando es una condesa de chichinabo y nadie ha dicho esta boca es mía... Jejeje, creo que empiezan Vds. a gustarme pero que mucho.
Ahora toca ir por partes ¿no es cierto? Al caballero Txema ya le he despachado esta mañana aunque insiste.
Paso pues, en el siguiente comentario a contestarles como se merecen y digo esto en un sentido más bien estricto del término, que algunos se merecen de todo menos educación.
Eso sí, la señorita Anarkasis que no se me despiste que podemos hablar ella y yo en privado en cuanto quiera.
Ahora mismo vuelvo.

Fafner dijo...

Gemma

Señorita berlinonesa. Yo sé que con Fermí se llevaba Vd. mucho mejor que para eso son de la misma cuerda: buenos. Pero lamentándolo mucho tendrá que vérselas conmigo porque mi gemelo, a juzgar por lo mal que les ha hecho los honores del recibimiento, debe de estar tumbado a la Bartoli.
Pero mire que tiene Vd. un puntillo que me hace gracia, a pesar de los "resquemores" que ha demostrado profesarme.
Como tendremos que coincidir a menudo confío en que nuestra relación, ya que no fogosa, al menos no se venga abajo como un castell de foc (ya me entiende, aunque esos van hacia arriba, ¿no cree?

Una salutació cortesa.


Anarkasis

Bien, bien, bien, señorita. Ejeeemmmm.... esto... (a veure com li entro). Que digo yo que puesto que el asunto va a colear largamente, a lo mejor sería conveniente que Vd. me escribiese en privado a vuelta de correo (la señora, tan generoooooosa eeeelllaaaaa, me ha abierto una cuenta blogfafner@gmail. com).
No sé si me entiende, así podríamos charlar con calma de colores (nada de ínfulas negras si us plau), de patriotismos, de carros, de carretas y de lo que Vd. quiera... Aquí, Fafner Parxet i Torelló, su seguro servidor.
Uhm, uhm, uhm. Acabo de descubrir en mí una faceta lopezvazquiana que le aseguro no sospechaba ni por lo más remoto.
Mientras recibo su misiva (un biglietto, que diría Mozart) me apresto a darle apresto a la cola, sacándole brillo hasta que le reluzca el apéndice flechero y terminal.
A sus muslos quedo, señorita.

Fafner dijo...

Txema

De modo que primero me habla en lengua bárbara y ahora en Cristinao... Mientras que no sea en cristianaoronaldiense... se lo admito todo.
Huyuyui! Me ha encantado lo de intempestivo. Me va a juego con mi cuerpo escamoso y grácil y con mi nariz humeante por la que salen truenos y rayos de vez en cuando. Igualitos además a los que están cayendo ahora en Madrid.
Yo creo que acabaremos tolerándonos mutualmente. Y sin hacer un excesivo EsFuErzo.

A su disposición, caballero.

Antonio Rodríguez

Pues se equivoca, don Telefonio, que la música es mía y bien mía. Que soy maleducado, torpón, de mal carácter, pero la segunda canción bretona fue idea mía, que la señora pensaba ponerles una de Carlitos Núñez y por ahí no paso. Si hablamos de bretones, hablamos de bretones.
Fíjese que la condesa me había dicho que era Vd. atento y educado y resulta que ha entrado como elefante en cacharrería... A ver si lo voy a echar yo antes de que se vaya.... ¡Amos, hombre! La canción de los pajaritos, la canción de los pajaritos... No me insulte, caballero. Al fin y al cabo además los pajaritos no son más que unos vulgares descendientes de la valiente y altiva raza "dinosáurica" a la que me enorgullezco en pertenecer.
Y menos humos cuando entre en este salón que aquí, para humos, el menda lerenda ¿oído?... Pues eso.

Selma

¿Sabe distinguida señora que lo peor que se le puede decir a un dragón es que se le tiene miedo? Es como que se crece, mire Vd. Si me admite el consejo, leña al dragón, que es de goma y da tabaco ¿o no era así?
Crêpes, crêpes, no se lo aconsejo. La señora acabo de las mismísimas hasta los mismísimos. Vamos, que veía una fixoa gallega y se le ponían los pelos de punta. Eso sí, ella no sé, pero yo le aceptaría gustosísimo unos palets, para ir entrando en ambiente y conociéndonos. Muy calentitos, por favor.
A sus rodillas, señora que es Vd. mucho más recatada.

Y que me voy a dormir otra vez, que esta noche me toca guardia...

NáN dijo...

Esquilmado (lo digo por el lo que le roba la Condesa en el sueldo) Fafner:

También tengo yo mis cuentas pendientes con la Condesa: tan repleta tiene esta su crónica de cantares y vídeos que desde el trabajo no puedo abrir el soporte donde la escribe (suenan todas las alarmas de virus y de que un ser ajeno quiere apropiarse de mi ordenador) y desde casa, como no soy rico a pesar de mi rango de Maquesino, la patata de ordenador que tengo no facilita la apertura salvo en horas como esta en la que el resto de lo internautas madrileños duerme beatíficamente.

Pero aunque tenga cuentas pendientes, como ve, no las voy aireando por ahí, como hace usted.

Como Marquesino, salgo en defensa de la Condesa sin templar gaitas, así que aquí me tiene, para lo que guste o disguste, afeándole su conducta de trabajador desleal.

Txema dijo...

Muy bien. Y ahora, ¿ha visto Don Rafael G. Almazán en reloj?

Antonio Rodriguez dijo...

Me alegra Fafner que comparta con su señora los gustos por la buena musica.
Y no se me sulfure que otros ilustres como Fernán Gómez también tenían muy mal caracter, pero en el fondo eran buenas personas.
Póngame a los pies de su señora

Selma dijo...

Sr Fafner.. por un momento y con lectura demasiado apresurada leí : "en sus rodillas.." me extrañó, no suelo sentar en mis rodillas dragón alguno. Y tiene Vsted razón, los dragones no me dan miedo.. Tengo un Sant Jordi siempre a mano para ahuyentarlos ;)

Creo que a pesar de sus modales , algo recios, nos vamos a llevar bien.. ¿Sabe porque? Porque Vsted, abiertamente, demuestra su verdadera cara, y eso no tiene precio...Es un SEÑOR, Malencarado sí, pero un SEÑOR que se viste por los pies!

Me estoy deleitando con la Música.. y Echo de menos a ma Petite Comtesse.. le dejo mil petonets..
i palets pel senyor Fafner..

Fafner dijo...

Nàn

Muy gracioso el señorito. Empieza con una de cal y termina con la de arena. Y un camión bien grandote además el que me ha echado encima el señor Marqués.
Lo de la página web se lo llevo advirtiendo a la señora ya desde hace algún tiempo porque los visitantes asiduos empiezan a quejarse y a ser menos asiduos cada vez. Le he dicho que la solución pasaría por pasar el blog a página web propia pero mucho me temo que la condesa es torpe, encantadora pero torpe en materia cibernética. Y no me lo niegue que es cierto. Veremos qué se puede hacer.
Pues me temo, don Marquesino, que va a tener que templar unas cuantas gaitas mientras tengamos que vérnoslas Vd. y yo porque de ellas les puedo ofrecer todas las que quiera y más.
Y no soy desleal, que conste. Solo un poco chafadero también (en algo teníamos que parecerenos Fermí y yo. Eso sí le advierto, procure no tocarme las ignígenas narices que yo soy muy mío. No sé si me entiende.
De todos modos, nada hay mejor para apagar un fuego incipiente que un buen cóctel. Si sigue tentándome, le reto a ver quién sabe degustarlos mejor ;-PP.

Un saludo, mi ilustre amigo.

Txema

No acabo de entender su frase, pero dado que ya he conseguido ponerles a todos Vds. en contra, no sé qué va a ser de mí cuando aparezcan por aquí otros ilustres republicanos que ahora están, o de vacaciones o con exceso de trabajo.
Porque, hasta ahora, no lo ha dicho nadie salvo esa señorita encantadora y un poco ligera de cascos que vino el primer día. Y es que mis colores son rojo y amarillo, no sé si se han apercibido. En fin, yo lo dejo caer.

Antonio

Vamos a ver, don Antonio, no me llame Vd. buena persona que me hunde el tipo. Don Fernando era buena persona, pero otro ilustre enfadón era y es McEnroe y te tiraba una raqueta en cuanto te descuidades lo más mínimo. Y eso señor mío no es ser buena persona; es ser un maleducado peligroso... Pues, así para que se centre. Yo estoy entre el uno y el otro.
Le voy buscando musiquilla para la próxima entrada pero no le pongo a los pies de nadie, por la sencilla razón de que estamos solos Fermí y yo en el palacio condal. Vamos, que en vez de Rodríguez nos llamán los Hernández y Fernández o los Dupond et Dupont, como más le guste a Vd. la versión.
La señora le pondrá a los pies de ella cuando regrese que a mí me da rubor. Un saludo

Selma

Estimada señora. Creí yo que era Vd. más recatada de lo que me está resultando... De ahí lo que ponerme a sus rodillas y no a sus muslos, pero veo que me ha malinterpretado.
A Sant Jordi, San Miguel y Sigfrido, ni me los nombre. Haga Vd. el favor que no estoy yo para sustos y se me erizan los vellos de la cola a la más mínima de cambio. Tengamos la fiesta en paz.
Le acepto gustoso los palets pero debo reconocerle que tengo un cierto dileme con su segundo párrafo. Lo de vestirme por los pies me va a crear serios conflictos. Si me pilla Vd. en fase antropomórfica de Ferran, secretario borde, pues sí le diré que no tengo mayor problema. Pero como me coja Vd. travestido de escamas, lo de los pies lo voy a tener muy, muy, muy crudo señora mía que cuatro patas gordinflonas, llenas de escamas y garras y una cola potente (mal que me esté el decirlo) y terminada en flecha no entran en cualquier pantalón. Se lo digo yo.
De todas formas y una vez devorados ya los palets mientras le escribo esto (con las prisas se me churruscaron un poco), dejo los petonets por aquí que seguro que alguien los comparte.
La señora Condesa, permítame decírselo, no echa de menos a nadie. Entre estar a remojo en las termas romanas y el té del Pomp Room, no tiene tiempo ni de pensar (cosa de la que tampoco abusa el resto del año, para qué vamos a engañarnos.

En fin, señores. Debo acudir al deshollinado diario de mis fauces de modo que les dejo a su libre albedrio en el salón.
No se me desmanden en exceso que luego las broncas son para mí.

Selma dijo...

Recatada.. lo justo..Mojigata para nada o lo dejamos en gata a secas..
En cuanto a su :

"Pero como me coja Vd. travestido de escamas, lo de los pies lo voy a tener muy, muy, muy crudo señora mía que cuatro patas gordinflonas, llenas de escamas y garras y una COLA POTENTE(mal que me esté el decirlo) y terminada en flecha no entran en cualquier pantalón."

Uy, uy, uy.. Díme de que alardeas y te diré de que careces.. O algo así..Pero de buen talante, no sea que se me vaya a enfadar.. y soy pacífica, puede que algo cobardica , no me gustan las "guerras" aunque sean dialécticas..
Repito, petonets pour Madame la Comtesse y no me creo sus afirmaciones, Fafner.. Está muy contenta de tenernos aquí a pesar de lo que Vsted, diga.. o mejor dicho piensa..

Selma dijo...

.. o mejor dicho piensE...
fe de errata.

Fafner dijo...

Jajajaja. Ya me advirtió mi hermano de que no me enfadara con Vd. que es muy mirada pero es que me lo está poniendo francamente difícil si empieza Vd. a meterse con mis interioridades... Debería saber que los hombres llevamos muy a gala ciertas cosas y muy a mal que se nos cuestione en esos mismos asuntos.
Vd. perdone pero me temo que voy a tener que remitirle al DRAE. Lea, lea todas las acepciones del vocablo a ver quién de los dos ha utilizado inapropiadamente el término.
Señora, su compañía no deja de ser altamente estimulante pero debo proceder a dar el informe diario pertinente a la condesa, de modo que hasta mañana no volveré por aquí. Y ¡qué narices! (humeantes), que mi horario laboral hace tiempo que terminó.
Suyo nada afectísimo.

NáN dijo...

Oh, me ha tocado la fibra sensible... ¡Yo que estaba preparado para la batalla honrosa!

Hecho, pero conste que la primera ronda la paga usted. Pero dos condiciones: en un sitio de alcurnia, de los que ella frecuenta. Y que le sise un poco del bolso, que seguro que es descuidada; que tampoco quiero yo perjudicar a un miembro explotado de la clase trabajadora.

Selma dijo...

"Suyo nada afectísimo. " Sniffff!;P

Ay la DRAE! Si le contara..

Fafner dijo...

Nàn

A ver si nos aclaramos, caballero. Me acusa de deslealtad y, en el siguiente comentario, me invita a desviar dineros de mi señora para crear unos alcohólicos fondos reservados. Eso no se hace, caballerete. No señor. Aunque, pensándolo bieeeennnnn.... Uhmmm!, quizá no sea tan mala idea.
Me gusta lo del sitio de alcurnia y prosapia. Suele ser donde mejor se bebe casi siempre... Y prepárese para la batalla honrosa que hay más días que longanizas y nos dará perfectamente tiempo a pelear en buena o no tan buena lid.

A sus pies, caballero.

Selma

Venga....., valeeeeee... pero lo digo bajito y le hago constar que va a conseguir que me reblandezca pero reconózcame que meterse con mi apéndice posterior fue cruel e innecesario.

Hala, pero sin que sirva de precedente:

suyo afectísimo...

(No se notó mucho, ¿verdad?

__MARÍA__ dijo...

Señor Fafner me ha encantado conocerle.
A mí me gusta la gente borde y que me dé caña.
La señora condesa es una privilegiada por tener cerca a alguien como usted.

Afectos

Fafner dijo...

Buenas tardes señora mía.
Perdone que pueda llegar a resultarle machista pero es que no hay quien las entienda a Vds. como sexo.
La una se queja de que soy desafecto y me meto con la condesa. La otra intenta subírseme a las barbas (o en este caso concreto, a mi hermosa cola), una tercera me reconviene amb molt seny mi mal carácter. Y ahora va Vd. y me dice que caña al mono.
En serio, es que son Vds. mudables como decía el aria. Que no hay diox que las entienda, en una palabra. Cuando uno se esfuerza por hacerlo de una en una, ya es difícil pero así, todas juntas, me van a volver loco.
Además, mi agradecida dama... Si se muestra Vd. tan encantada con mi genio y mi bordez, a ver cómo mantengo yo ahora el tipo...
Pónganse Vds. un poquito de acuerdo que parecen un gobierno Zapatero.
Debo aclararle que no estoy yo tan seguro de que la señora esté muy contenta de tenerme al lado. Realmente y siéndole sincero le diré que prefiere (con mucho) a Fasolt, pero es que yo venía necesariamente con el lote. Pero así, inter nos le diré que yo sobreviví más que él y hasta que llegó Sigfrido y muy mal aconsejado me dio la puntilla, yo vivía estupendamente.
Y que no le digo que ha sido un placer, que se me desbarata el puesto y luego viene el gremio masculino a pedirme cuentas.

A sus brazos, señora. Que veo que hay confianza.

mammamia dijo...

Ojú,pues anda que no se pone usted Flamenco,por un encarguito de nada que le ha mandado mi querida amiga "LA CONDESA"que sepa usted que aquí la única flamenca soy yó,con el permiso de "LA CONDESA".
Iba a agarrarme a su cuello para darle unos besos sentiítos y jondos,pero por si acaso me da usted un bufido y se me cae la peineta,se los dejo aquí sueltecitos.

Fafner dijo...

Jozú, doña (¿se dice así?). Ha entrado Vd. la última pero pisando fuerte. No seré yo quien le lleve la contraria. Yo me dejo agarrar al cuello y a lo que guste... ¡uhmmmm! Me encanta ese genio que derrocha Vd. a raudales.
Recapitulemos, de las seis señoras que han entrado a comentar, 3 se muestran a favor y otras tres, manifiestamente en contra. Como decía la canción de Krahe: "Se me puso en contra la mitad, es decir tres (¿o era seis?).
Yo si la próxima vez entra Vd. así como hoy, permítame que le diga que puede hacer de mí lo que quiera. Y si no fuera en cierto modo una descortesía, por Vd. sería capaz hasta de enderezarle el ojo... Uy, perdón lo suyo, no es bizqueo, es un orzuelo desde una perspectiva rara.

A sus volantes, señora, para lo que guste mandar... ¡Ayssss, ese genio me va a traer a mí por la calle de la amargura...! Me gusta, me gusta.

fritus dijo...

Fafner, tío...
a mí no me engañas tío, ...

yo te conozco...

Por mucho que te empeñes en esconderlo y en vacilar de que "...gracias al yelmo mágico se transforma en un dragón violento y peligroso, al igual que el ogro del Gato con Botas cambiaba a voluntad de forma y naturaleza..." lí,lí,lí...lá,lá,lá..
mi menda sabe que antes eras un puñetero enano que estaba todo el día currando en la fragua sudando de lo lindo( y eso que estabais al lao del Rhin, que era más bien fresquito...)...y que luego tu destino iba a ser ser atravesado por la lanza de un tipo alemanote con pinta de gaypornostar...y lo peor de todo es que ese guarro degenerado se bañará en tu sangre, tío...pornosequé rollo de la invulnerabilidad que esto por lo visto desde Aquiles a los alemanes les hace mucha ilusión( ...de hecho, los alemanes como colectivo se creen invulnerables-vete tú a saber igual es por alguna alucinación colectiva de un compuesto químico de los laboratorios MERCK-...las últimas dos guerras gordas las montaron ellos ....y las dos las han perdido...)

Pues eso que me pierdo...y que te perdono, visto lo visto de tu curriculum...no me extraña que tengas esa poca empatía con el género humano...si yo te comprendo, tío.


( Condesa: no sé si coincide mucho con el Wagner,...yo es que el ladrillazo de las Walkirias lo conozco de las pelis de mi adorado Fritz Lang y de un libro polvoriento ilustrao infantil impreso en los años 20 que compré en una librería de viejo y que salía Sigfrido cachas y en calzoncilllos de piel de lobo...como buen germanen...)

Un abrazo

Fafner dijo...

Estimat senyor Fritus: Ara que ja no ens llegeix ningú, que no he de fer gala de mal caràcter per obligació i ja que és vostè paisà, li diré que per a Wagner la cosa era només una mica diferent. Fafner i Fasolt no eren nibelungos sinó gegants, els dos que van raptar Freia. En la resta té vostè tot el meu consentiment.
La comtessa, des de Bath, ha llegit el seu comentari i diu que si l'obra de Fritz Lang és aquesta que pensava enviar-li des de fa més d'un any (;-PP) i que, com ja la dóna per perduda, s'ha d'agafar el de la boina per poder assabentar-se de la mitologia germànica.
Fora d'això, és un plaer conèixer algú tan directe i que Sigfrido el defineix tal com era. Allò del "porno" m'ho haurà d'explicar més a poc a poc.
Mentrestant, poso en la seva disposició les meves goles ardents, que no ardoroses.
Ha estat un plaer, don Fritus