Un regalo de Sergio Astorga

miércoles, 24 de octubre de 2007

Orgullo ibérico




Pues a mí la bandera que realmente me gusta es ésta




(Francisco Tárrega - Recuerdos de la Alhambra. Guitarra: Eduardo Fernández - EMI 1987)


6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Pero Freia, qué lírica te encuentro.

Con tu apología antipatriótica has hecho que me entre hambre.

Me voy a merendar.

SAlud y República

Freia dijo...

¿Cómo ha ido la merienda Rafa?
Que conste que no intentaba bacer apología antipatriótica; si hay algo en lo que el 97% (o más) de los españoles estamos de acuerdo es en las múltiples y benéficas propiedades del jamón ibérico (amén de que no hay otro en to er mundo mundial que se le compare, por mucho que intenten globalizar). Sabes que creo poco o nada en patrias y banderas pero respeto totalmente las creencias de los demás (bueno, casi todas, que a veces es muy difícil ser demócrata con cierta gente). Ha sido tanto lo que se lleva publicado estos días, semanas, sobre banderas que sólo pretendía aligerar un poco la discusión, sin frivolizar.
Con todo y ahora que no nos oye nadie... siempre he sentido una cierta debilidad por el color morado, pero, en mi caso, se trata de una cuestión sentimental.
He pensado que la guitarra acompañaba bien a la "tapa" y además siempre me ha gustado mucho esa pieza.
¡Salud y que aproveche!

Mega dijo...

¡Pero si es un bodegón musical!
Acabas de inventar un nuevo género. ;-)

(Cuando vuelva a España me como un jamón ibérico en-te-ri-to...)

J. G Centeno dijo...

Al 3% retante que le apliquen la ley de extranjería, la de vagos y maleantes y el código interno de los Templarios. ¿Qué tal iría de mástil una cañita de lomo ibérico.

Freia dijo...

Pues teniendo en cuenta, Bolche, que el Vaticano ha demostrado con "papeles" que lo de la sodomía de los Templarios fue un invento del rey gabacho para no pagarles todo el parné que les debía, lo de aplicar la ley interna templaria, ya queda muy light, incluso aburrido. Eso sí, el desmentí llega con unos pocos siglos de retraso. Ya se sabe que las cosas divinas (salvo para beatificar en masa) van despacio.

Manuel dijo...

Leí ayer en un blog una entrada que decía más o menos: "Cuelgo mis bragas en un palito, y es mibandera; miro mi habitación, y es mi patria". Me encantó.
Un saludo.