Un regalo de Sergio Astorga

jueves, 30 de diciembre de 2010

Die Wiener Philharmoniker, Boskovsky und Ich...

.

A mi padre, que me inoculó el veneno de la música


[He publicado esta entrada también en el blog Las batallas del abuelo Cebolleta, con la esperanza de que en el 2011 todos los integrantes del mismo nos deshagamos de esa pereza pertinaz que nos invade y le demos un nuevo impulso, que es una bitácora amable y nostálgica y no se merece el obligado barbecho a que la hemos sometido. Amén]

Cuando era una cría, despertaba siempre en la mañana de Año Nuevo con la ansiedad feliz e indisimulada de que en casa se encendiera la radio. Igual que el soniquete monótono de la lotería significaba el inicio de las vacaciones, la música de valses me traía siempre a la cabeza la cercanía de los juguetes de Reyes y un montón de buenas intenciones y propósitos... Estudiar más, comer menos, tratar de relacionarme de forma más natural con los compañeros del colegio y con la gente en general (era huraña y solitaria), ser buena, intentar llevarme un poquito mejor con mi hermana, ponerme las gafas todos los días... Excuso decir que algunas las cumplía motu proprio porque siempre me gustó mucho estudiar y aprender algo nuevo; otras, se hacían realidad a la fuerza (me he pasado la vida a dieta desde los nueve años y con gafas desde los dos);  unas pocas, como el aislamiento, se solucionarían solas con el paso de los años y otras cuantas, sin más, se quedaban en el cajón de los propósitos que jamás llegaron a ser.

Desde que tengo uso de razón recuerdo la música vienesa salir del aparato de radio como fondo a mis juegos o deberes del cole y, a partir de 1965, con 8 años ya bien cumplidos en que entró en casa "la tele", bien sentadita frente al viejo Iberia en blanco y negro, por donde me llegaban las imágenes solo de la segunda parte del concierto. Pero es que lo que recuerdo con tanto o mayor agrado que la música que escuchaba era la figura de quien dirigía aquellas matinales del 1 de enero. Tenía un aspecto totalmente vienés (créanme que tal tipología existe) y era una especie de mago pues de su batuta salían no solo notas, sino caramelos, pañuelos de colores, flores de papel y bromas, deliciosas y blancas bromas para un concierto blanco y delicioso. Y aprendí su nombre con 7 años, aunque hasta mucho más tarde no supe escribirlo: Willi Boskovsky.

Había sido durante muchos años y lo fue hasta su jubilación, el concertino de la Filarmónica de Viena, actividad que compaginaba con su trabajo en uno de los cuartetos y septetos titulares de dicha agrupación. Ya como director sustituto de Clemens Krauss y de Josef Krips en los conciertos de Año Nuevo, solía dirigir a la orquesta vorgeiger, esto es, al tiempo que tocaba su violín, igual que años antes lo había hecho siempre el propio Strauss.

Y para mí, como imagino que para la mayoría de Vds., el inicio de cada nuevo año se volvía amable, alegre, divertido, bello. Pocos conciertos me he perdido en mi vida. Incluso cuando andaba fuera del país procuraba escucharlo al menos por la radio del coche o gracias a un transistor con el que viajaba a propósito en esas fechas. Y en el velatorio de mi madre (murió una Nochevieja) no conecté a buen volumen el aparato de radio porque mis tías habrían puesto el grito en el cielo y no era plan, no porque a ella no le hubiese divertido, que en casa siempre fue y es una tradición mantenida a pesar del paso del tiempo y el volar de los hijos.

Después, a partir de mediados de los ochenta y tras el relevo del casi siempre cumplidor Lorin Maazel, se optó por la fórmula de que cada año dirigiera la orquesta una batuta prestigiosa. Pero, aunque la calidad continuaba siendo indudable, para mí es como si se hubiese roto un hechizo. Pero que los tiempos cambien es tan ineludible como el paso de Crono y hay que adaptarse. Creo que todos los hicimos y estoy segura de que muchos de los lectoyentes de este blog siguen fieles a su cita anual con la Sala Dorada de la Musikverein de Viena, cuajada siempre con las flores regaladas por su hermana San Remo.

Me habría encantado hacerlo, pero esta vez  no he podido regalarles ningún vídeo nuevo de Herr Boskovsky,  ya que apenas tengo tiempo para sentarme con tranquilidad a escribir alguna entrada. Es por eso que he echado mano del fondo de armario y les traigo los que subí hace tres años por estas fechas. Estoy segura de que a casi todos les traerán tan hermosos recuerdos de don Willi, como a mí.


Willi Boskovsky. Neujahr in Wienv(1963-1979). (detalles de los conciertos de 1968,1971,1974). DVDDeutsche Grammophon, 2004









Este año dirigirá la orquesta un austríaco de solo 50 años, Franz Welser-Möst. Y dentro del clásico programa dedicado a valses, polcas rápidas, galopes, etc., habrá un especial recuerdo para Hungría, por el bicentenario de Liszt y porque es este país el que ostentará la presidencia de la UE durante el primer semestre y también para España (con un año de retraso), quizá por el "atractivo exótico" que ejercía en los compositores austríacos. Se interpretará  la Marcha española, op. 433, de Johann Strauss hijo; el Cachucha-Galopp, de Johann Strauss, padre y La danza gitana del ballet La Perla de Iberia, de Joseph Hellmesberger, recientemente fallecido.

Y yo espero poder sentarme nuevamente delante del televisor para disfrutar de la tradición, justo antes de los saltos de esquí... Y desearles, con la música de mi querido y añorado director vienés, un nuevo año benévolo y complaciente en deseos para realizar, fuerza y energía (que nos va a hacer mucha falta a todos en numerosos frentes), esperanza, paz y afecto para todos. Y que puedan disfrutar del amor, del tacto, del calor y la vida de los suyos, estén lejos o cerca que, en definitiva, es lo que más importa.

Así pues...

La Orquesta Filarmónica de Viena, Willi Boskovsky y yo les deseamos, de corazón, un feliz y venturoso 2011... y que nuestras peticiones sean escuchadas por quien corresponda, que no es poco. 

Y, mientras tanto y como siempre, intenten ser felices.

.

15 comentarios:

Txema dijo...

Bueno, parece que estamos todos un poco cebolletiles. Pero, en todo caso, reclamo mi derecho a ser más cebolleta porque cuando usted contaba con ocho años yo podría ser un hermano mucho mayor.

Es verdad que se ha perdido el encanto del concierto de año nuevo. Además ahora tocan algunas cosas horteras qe no pegan ni con cola.

Lo que siempre me llamó la atención es ese final con la marcha de Radeski, que es de un militarismo supino y un homenaje a un tipo no muy aconsejable.

Pero si, ese concierto era mágico en muchos otros aspectos.

Si seguimos así, querida condesa, recordaremos algún día de estos la demostración sindical en el bernabéu (su querido real madrid de palanganero de paco) y la gala del teatro Calderón con la collares y Raphael pegando la nariz al suelo.

Feliz año.

NáN dijo...

Ese concierto es un clásico: música envuelta en la sensación de haberte pasado en la noche anterior.

Intentamos, ser decorosamente felices, con uñas y dientes.

Un gran abrazote a usted y los suyos.

Martine dijo...

Acabar un año, empezar otro y todo ello en Música..y en tono intimista..Es mágico.
Me gusta compartir contigo estos recuerdos,esperar que este año que asoma su nariz nos traiga todo lo que anhelamos: Paz, Serenidad, Salud y Cariño; los deseos formulados de corazón, con generosidad, sin amargura se cumplen siempre...Y asi lo hacemos.

Para tí, Paz, querida, para los tuyos y l@s visitantes de Variaciones, Amig@s entrañables tod@s, os deseo todo lo mejor..
Miles y miles de besos dulces!

Freia dijo...

¡Feliz Año Nuevo a los tres!

PD Ya hablaremos Vd. y yo sobre palanganas, caballero de Noeraixò ;-pp

NáN dijo...

pues ya es el año nuwvo y esta es mi primera visita. Felicidad.

Martine dijo...

Bonne Année au rythme d'une valse..
Et bisous, beaucoup!

Isabel dijo...

Conforme te iba leyendo los recuerdos aparecían.
Más de una vez he bailado yo mientras secaba la vajilla y cristalería al compás de los valses de Strauss.
Elemental que es una, querida Freia, pero eso sí, intentando ser feliz como nos aconsejas.
Y me encantaría que lo fueras en este año que comienza y se cumplan tus sueños e ilusiones.
Un fuerte abrazo.

anarkasis dijo...

un poco pánfilo me pareció el director, la verdad es que solo le vi la primera parte, luego empezaron con un crucero por alta mar y no aguanté, la segunda solo lo oí, y mi buena pelea me costó con un ejército de energúmenas que querían poner el "Clan".
- A la primera que me diga cual es el orden en que tocan la marcha radesky (o como se escriba) le doy 10 euros, poner atención que lo dicen. ;-),
Mano de santo, las 5 sobrinas y las 2 primas toas quietas tragando con un interes......

Freia dijo...

Txema

Mi buen caballero. Le admito lo de hermano Cebolleta mayor porque, con toda evidencia, es Vd. mucho más anciano que yo (otra cosa es que lo parezca, que no lo parece Vd.).
Sepa que lo de palanganero se lo acepto dirigido a Santiago Bernabeu, individuo que no me cayó jamas bien, pero no con relación al Real Madrid. Eso es como dcir que todos los españolitos de la dictadura eran asesinos porque su "dirigente" lo era. Y no me toque la fibra sensible, que me olvido de mis modales aristocráticos y pierdo las formas. De todas maneras, le reto a una conversación distentida al respecto.
Con mis mejores deseos en este 2011 jovencito para Vd. y los suyos. Y mis recuerdos especialísimos a la dama del fado.
Un abrazo

Nàn

Jajajaja, mi querido amigo. Espero que las nubes y vapores de la nochevieja no le impidieran dormirse el concierto de Año Nuevo que, como dice mi buena Anarkasis, fue soso, pero que soso, soso, soso.
Cuídeseme mucho y arrópese por las noches que, como le vean los reyes mados destapado no le traerán a Vd. nada.
Besos dobles y grandes, mon cher ami. Y felicidad a ti también.

Martine

Yo estoy segura de que este año nos va a cumplir todos los deseos razonables que le pidamos, ma chérie. Especialmente serenidad, alegría, chispas de felicidad moderadas (que las sobredosis tampoco son buenas y montañas de inquietudes y cosas por descubrir.
Mille bisous, ma Nomade

Isabel

Buenas, y espero que vagarosas tardes. Me alegro de que le traiga los mismos recuerdos que a mí. Son recuerdos de infancia amables y cálidos que despiden un aroma a lo que fue y ya no es que ayudan a abrigar el ánimo de tanto en tanto. En lo elemental y en lo sencillo radica muchas veces la razón y la esencia de las cosas, que no sé quién lo dijo pero alguien debió de ser.

Que se cumplan también todos sus deseos, querida en este año casi por estrenar. Un abrazo

Anarkasis

Mi querida amiga (¡huyssss, qué raro ha quedado eso!). Cuánto bueno por esta casa. Ya sé que viene su amigo arterótico, pero es que no es lo mismo, ¿sabe?. Donde esté mi Anarkasis con sus ínfulas...

Pues, desde mi punto de vista, tiene Vd. toda la razón del mundo. Soso, académico, frío, elegante pero aburrido. Vamos que este hombre es un buen director (yo tengo algunas obras dirigidas por él muy dignas) pero, aunque austríaco, se le ha pegado bien poquito de lo vienés. Uno se pasaba el concierto añorando a Boskovsky, Karajan, Kleiber y al mismísimo Prêtre, que el año pasado se soltó la melena vienesa y a sus 85 años dio un concierto de fábula.
¡Aysss, estos germánicos, tan fríos en ocasiones...
En cuanto haya terminado Vd. de domar a sus primas y amantes, se me viene a casa que, tengo sobrinos el día de reyes, y me los numera y alecciona convenientemente, que me ha resultado Vd. una experta en disciplina inglesa. ¡Aysss, cuando se entere Fasolt va a caer rendido de amor a sus pies, se lo digo yo.

Un abrazo, querida y disfrute de este nuevo año trabajando algo menos, disfrutando más y llevando a sus amantes a Londres, que se lo agradecerán infinitamente.

Teuvo Vehkalahti dijo...

Näin blogejen kautta on hieno tutustua muiden maiden kulttuurin ja ihmisiin sekä luontoon. Tule sinäkin katsomaan Teuvon kuvat blogi ja kerro kaikille sinun kavereillesi, miksi kannattaa käydä katsomassa Teuvon kuvat blogi. Samalla saadaan teidän maanne lippu nousemaan korkeammlle minun blogissa. Oikein hyvää tätä kuluvaa vuotta 2011!!!!
Teuvo Finland

Isabel Romana dijo...

Este concierto inyecta directamente en vena optimismo, deseos de vivir, energía para afrontar los siguientes 12 meses. No sé cómo empezaríamos el año sin él... Gracias por estos vídeos que tienen la magia de lo ya vivido y la potencia de hacernos revivir. Un abrazo muy fuerte, querida amiga, y feliz año.

mammamia dijo...

Ay mi querida condesa,es un placer leerla, y sobre todo escucharla a través de los hilos.
¿ se imagina a una serviora con mi vestio de lunares,la peineta y mis zapatitos de tacón bailando la Polca?
Pues es lo que ha pasao,que no me he podio resistir.
Como siempre y pa no variar
"BESOS Y ABRAZOS SENTIITOS Y JONDO"
Se los raciona como usté quiera.

Freia dijo...

Isabel

Gracias a ti, Isabel, por compartir recuerdos. Y sí, estoy de acuerdo con la energía, la fuerza y la alegría que genera, necesarias para el inicio del año. Aunque lo que es este más bien genero somnolencia.
Un abrazo bien fuerte y felices Reyes, que este año tienen para Vd. un aliciente añadido. Un abrazo

Mammamia

Mi querida gitanuela. Pues bien guapa que estaría Vd. Y bien grácil marcando el un dos tres, un dos tres del vals. Pero mire, puestos a elegir, donde estén unas buenas alegrías, que se quiten todos los valses del mundo.
Un abrazo alegre, comadre.

don vito andolina dijo...

Hola bello blog,preciosas entradas,si te gusta la palabra infinita ,la poesía te invito al mio,será un placer,es
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen martes, besos dispersos.

cirugias plasticas dijo...

Que belleza auditiva que has compartido con nosotros... y debes estar agradecida a tu padre pero no no por el veneno.. por la pasion que te dejo por la musica!! saludos