Un regalo de Sergio Astorga

jueves, 23 de diciembre de 2010

Navidad germano-flamenca

.
Para Ana, esta felicitación pasada de moda.


Hace años escuché decir a un antiguo y admirado profesor, don Isidro Bango Torviso, que los dos mejores cuadros de El Bosco eran el tríptico de Las Tentaciones de San Antonio, en el Museu Nacional de Arte Antiga de Lisboa y el de La Adoración de los Magos, en el Prado de Madrid. La coincidencia con él por aquel entonces fue solo parcial. Me parecía y me sigue pareciendo una absoluta maravilla el cuadro lisboeta, pero mis preferencias acerca de los de Madrid iban decidida y radicalmente por El Jardín de las Delicias.

A raíz de pasar varios meses, a lo largo de siete largos años, mirando con detenimiento y fotografiando, cuando las instituciones lo permitían, todos los cuadros del Bosco a los que me fue posible acceder (y  les aseguro que fueron unos cuantos y que me patée media Europa pasando muchas horas y días en el Prado, el Lázaro Galdeano o El Escorial de Madrid; en el Louvre de Paris, en los Museos de Bellas Artes de Bruselas o Gante, en el Groeningen de Brujas, en el ya citado museo de Lisboa, en el Palacio Ducal de Venecia, en la National Gallery de Londres o en la Academia de Bellas Artes de Viena), descubrí varias cosas. Que existen unas cuantas de sus obras, cuando menos, de dudosa autoría; que se han dicho muchas, pero que muchas tonterías sobre su vida y su obra y que mi querido profesor tenía toda la razón del mundo: la Adoración de los Magos es un más que excelente cuadro.

Véanlo pues y disfrútenlo cuanto antes porque aunque las fotos son de la autora de este blog, seguramente alianzas políticas de nacionalismos varios elaborarán pronto a una nueva ley Sinde y puede que venga la SGAE y en nombre de la pinacoteca española me cierre la bitácora, que todo se andará y si no, al tiempo. Paséense despacito por los detalles, bájense todas las fotos que quieran que, hoy por hoy, son mías y yo se las regalo. Seguramente se lo pasen tan bien ahora como yo me lo pasé descubriendo y atrapando al Bosco gracias  a un teleobjetivo. Eso sí, los que vivan por aquí y si además hace mucho que no se pasan por las salas de pintura flamenca, háganle una visita, que seguro que su espíritu y sus ojos se lo agradecen.






¿Verdad que el tríptico es de una maestría fuera de toda duda? Pues curiosamente esta pintura pasa mucho más desapercibida a los visitantes del Prado que otras porque no tiene pajarillos raros, ni mejillones que engullen cuerpos, ni ríos desbordados con figuras lascivas, ni símbolos fálicos a las puertas del infierno. Y es que, desde mi punto de vista, al Bosco se le ha interpretado por lo general y hasta hace bien poco, mal, muy mal. No era un visionario, ni un adamita, ni mucho menos "un surrealista". No, sencillamente era un buen creyente, un artesano que tuvo la suerte de hacer una buena boda y convertirse en ciudadano principal en una pequeña ciudad y, sobre todo, un pintor de extraordinaria calidad y factura, heredero de la técnica pictórica flamenca y de una cultura medieval en la que los iconos e imágenes eran una forma de aprendizaje, aleccionamiento y proselitismo. No hay en los cuadros de Jeroen van Acken una sola figura, por extraña que sea, que no existiese antes en los canecillos o gárgolas y arbotantes de las iglesias románicas y góticas, en los marginalia de los manuscritos escondidos en los monasterios o en los libros de horas o devocionarios religiosos, tanto de su época como anteriores. Él no inventó nada. Se limitaba a seguir las pautas que sus patrocinadores le señalaban. Les aseguro que el programa iconográfico de las Tentaciones de San Antonio de Lisboa es de tal conocimiento y calibre intelectual  que necesariamente tuvo que serle marcado paso a paso por alguien de una cultura vasta, profunda y exquisita y, por ende, con gran poder adquisitivo.

Yo no sé si su opinión acerca de este sugerente pintor habrá cambiado algo con lo que les he dicho. Si ahora son capaces de mirarlo de otra manera, descubrirán que despojado de tópicos irreales es mucho más fascinante todavía. Porque él tuvo la capacidad de extraer las figuras de los libros, de los márgenes, de los elementos arquitectónicos de las iglesias para darles la categoría principal e importantísima de la pintura. Y eso supone un logro espectacular en el terreno de lo artístico a finales del siglo XV.

Bien, bien, bien. Acabado el discurso pedantorro sobre el cuadro, les toca ahora lo más duro, porque viene la música. No es la primera vez que algunas de las piezas que van a escuchar hoy aparecen por las Variaciones. Hace dos años, y para celebrar estos días, publiqué una entrada parecida, en las que les hablaba del compositor y daba unas líneas generales sobre la primera de las obras que les traigo. Si les apetece refrescar la memoria o tienen tiempo, pueden dar un repaso a lo que escribí sobre Heinrich Schütz.

Lo que hoy intentaré es ofrecerles una guía de audición, entre las muchas posibles, para la Historia de la Natividad de este alemán heterodoxo. Si quieren, sigan la obra conmigo,  mis queridos lectoyentes (definitivamente me gusta esa palabra; creo que voy a usarla con generosidad antes de que venga Monsieur le Mamoncin  y me cierre el quiosco por hacer ostentación de piratería, copiando y dejando que escuchen o se bajen música que solo debe pertenecer a sus "legítimos creadores": cioè, EMI, Deutsche Grammophon, Warner,  Philips o Harmonia Mundi, que tiene narices la cosa).
El hilo conductor de esta obra, contra lo que luego será habitual, es la narración del Evangelista. Los intermedios explican de forma más detallada lo que describe el  contador de la historia.  El recitativo, de una maravillosa naturalidad y a cargo de un barítono, da sentido y unidad a toda la obra y los pasajes con coro o canto son solamente intermedios. No obstante y para que no les resulte en exceso largo el oratorio y aunque Schütz le dio una riqueza de matices sentimentales desconocida hasta ahora a los textos recitados, les he suprimido justamente estos y les dejo los intermedios.  (de todas formas, en el post al que he hecho alusión más arriba podrán degustar el recitado y algunos textos y traducciones). Así pues, escucharán cuerda  pero  también viento, y saldrán ganando por la brillantez del timbre de estos últimos Eso sí, concédanme el beneficio del error, que no siempre mi oído distingue con facilidad y más tratándose de un disco, los diferentes instrumentos que doblan a las voces.
Comienza la obra con lo que al autor denomina Sinfonía. Dos coros, con un bajo continuo de órgano y chelo, trompas, trombones, violas da gamba, flautas de pico. La orquesta y coros al completo. Tono solemne porque es el preludio a la narración que iniciará el Evangelista.
En el primer intermedio, el ángel se dirige a los pastores anunciándoles la venida de Jesús. La voz, en este caso soprano,  es doblada por flautas de pico, violonchelo y violas altas. El tono es suave y alegre, repetitivo en sus frases y tiene el aire de una canción de cuna.  Dulce muy dulce. En ocasiones resulta hasta melancólico para luego rehacerse en un sonido nuevamente de buena nueva. Recuerda algunos pasajes escritos por el compositor para Las Siete Palabras de Cristo en la Cruz. Anuncia un acontecimiento importante.
En el segundo intermedio, el suceso ha acontecido y es todo un coro de ángeles el que entona un himno de alabanza: "Gloria a Dios en el cielo....y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad". La polifonía, alla maniera rinascimentale, invade la partitura pero el lenguaje es mucho más nuevo y cánones e incluso fugas disputan la primacía. Solemne y venturoso a un tiempo, es seguido por las trompas con total delicadeza.
En cambio, el tercer intermedio es plenamente descriptivo: los pastores pintan con un tono sencillo y popular un auténtico cuadro y a uno le parece estar viendo la naturaleza alrededor y la luz de noche. El tono es divertido y bondadoso. Las flautas de pico dialogan de igual a igual con el coro de 3 voces.
Ahora son los Magos quienes aparecen de la mano también de la dulzaina y las flautas de pico, siguiendo la estrella  y preguntando por el niño recién nacido en el cuarto intermedio. Los tres tenores (y no me hagan gracietas)  interpretan una música que, bajo la apariencia de ligereza, esconde un sentido misterioso y cerrado, como corresponde a sus personajes. Los violines y bajos ayudan a mantener precisamente esa sensación velada de algo oculto y arcano.
Y atención que, acto seguido, entran en escena los malos. Barítonos profundos y bajos, bajísimos; pérfidos, perfidísimos. Los sumos sacerdotes y escribas encarnan la solemnidad de la profecía sobre el Mesías, a través de un motete religioso. Estamos en el quinto intermedio. Solemnidad y malos augurios que presagian la futura Pasión y el papel que los popes de la iglesia hebrea jugarán en ella. Les acompañan los trombones, doblándolos. Aparece en definitiva la sombra de la muerte. Muerte que es, por otra parte, necesaria para la posterior redención.
Herodes, es el siguiente en hacer acto de presencia (estamos en el sexto intermedio). De forma astuta y sibilina se interesa por el niño que acaba de nacer. Los cornos, al igual que el tono aparentemente festivo de la partitura nos dan idea de su falsedad, interpretada por un bajo no excesivamente dramático. Es taimado y en toda la pieza se prefigura la envidia y la supremacía del poder puesto en peligro.
El séptimo y octavo intermedios nos traen al ángel que avisa a José del peligro que corren puesto que Herodes ha ordenado la matanza de los inocentes. El tono es apremiante, de vigilancia y cuidado.  En el primero de ellos, vuelve la voz soprano, el violín y el conjunto de violas. El tono se va volviendo progresivamente mucho más dramático, intentando que José huya lo antes posible a Egipto. La viola baja contribuye de forma decisiva a esa sensación. En la repetición del tema, el tono sube y es interpretado por un contratenor, para dar mayor idea de apremio, de que es necesario apresurarse. la reiteración, prácticamente igual, del texto nos crea una sensación de ansiedad y de que el peligro es real e inmediato.
Y entramos en la conclusión de la obra. Un canto solemne de alabanza a Cristo y de darle las gracias porque el nacimiento es el primer paso y el preámbulo de la pasión, muerte y resurrección, que lograrán la redención de los pecados. Al igual que en la sinfonía inicial, toda la cuerda, el viento, el bajo continuo y los dos coros se unen en una hermosísima creación


H. Schütz (1585-1672). Weihnachts-Historie ( Historia de la Natividad ) - Sinfonía e Intermedios-,  SWV 435. Concerto Vocale. René Jacobs, director. Harmonia Mundi, 1990




Y, como bonus extra, y si han sido capaces de llegar hasta aquí, unas piezas pequeñas y deliciosas del mismo autor, relativas también a la Natividad. En la primera, la Anunciación de María, dialogan soprano y contratenor con el coro de voces y violines, viola alta, viola tenor, violonchelo, violón, órgano y laúd. La segunda, un salmo de alabanza, se va tejiendo gracias a soprano y bajo, doblados por órgano, laúd, violonchelo y violón. La tercera y cuarta piezas tratan sobre el nacimiento de Jesús, siendo los participantes de la primera, soprano y tenor, contra viola baja y órgano y, en la última, dos coros, con las tres violas da gamba (alta, tenor y baja), violón, órgano, laúd y violonchelo.

Ellas me sirven para desearles, sean Vds. celebrantes de solsticio de invierno, saturnales o nacimiento de Jesús, unas fiestas plenas de serenidad, afecto real (absténganse por tanto y en lo posible de suegras y cuñados varios), alegría y buena disposición, en compañía de aquellos a los que quieren. E intenten ser todo lo felices que puedan.

Buena noche de paz.


H. Schütz (1585-1672). Anderer Theil kleiner geistlicher Concerten (más o menos,  Otras pequeñas piezas de música sacra ), op.9 ,  SWV 333, 322, 323 y 315 (1639) y Heute ist Christus geboren (Hoy ha nacido Cristo), SWV 439.Concerto Vocale. René Jacobs, director. Harmonia Mundi, 1990


.

20 comentarios:

Isabel dijo...

Nada de pedantorro, querida Freia, que es una suerte aprender a apreciar la pintura contigo, además de deleitarnos con tu escogida música.

Qué pases unos días muy felices.

Abrazos

Martine dijo...

Te lo acabo de decir: ¡Una Entrada Magistral!
Magistral y didáctica que iré asimilando, admirando a cada una de mis visitas; serán numerosas, a partir del 26 dispondré de mucho más tiempo y que mejor manera de pasar instantes agradables que hacerlo en tu Hermosa "Universidad"..

Felices Saturnales, en paz y serenidad..

Et mille bisous, ma chérie! Merci pour cette merveille!

Ciberculturalia dijo...

Efectibamente una entrada magistral que como Selma, vendré varias veces para sacarle el máximo partido.
Besos navideños y gracias por esta maravilla de hoy.

Antonio Rodriguez dijo...

Siempre se aprenden cosas nuevas cuando uno se pasea por tu casa.
Que pases unos días felices y que el nuevo año te sea favorable.
Un beso.
Salud, República y Scoailismo

alucinao dijo...

juer, peazos slideshows, enlace al canto ;-)

RGAlmazán dijo...

Querida, una entrada a tu altura. No digo más. El Bosco me gusta, lo que no sabría es decir cuál es mi pintura preferida. De todas formas, lo sigo encontrando surrealista. Es el único que se atreve, en su tiempo, a utilizar estos símbolos y figuras, aunque ya existieran. Un tipo, sin duda, interesante que va mucho más allá en sus cuadros del espíritu religioso que suele predominar en casi todos sus coetáneos.

Y querida condesa, cuídese sea feliz y que se cumplan sus deseos que seguro que coinciden con los míos. Besos.

Salud y República

María dijo...

Como siempre que entro en tu casa virtual es para aprender, hoy empiezo con la pintura.
Luego seguiré con la música que me agrada oírla explicada por ti, lo que me recuerda a aquellos programas de radio de Argenta, en los que me hicieron entender algo de lo que hasta entonces me parecía extraño.
Así que me has puesto deberes para estas fiestas...muy agradables por cierto.
¡Gracias por compartir!

Besos

fra miquel dijo...

Dioses del Olimpo! "Se m'ha girat feina" que decimos los catalanes. Tengo que dejar esta audición para mas tarde, ahora toca ir a comprar lo que mañana cagará el "Tió" Y es que siempre voy a última hora!
Un abrazo y
Feliz Navidad

ana dijo...

Un abrazo enorrrrrrrme.

arte erotico dijo...

yo les digo a mis amantes que el tio que está mirando detrás de la virgen puede ser el autoportrait, ¿qué porquoi? porque me lo dijo la condesa que sabe mucho, y porque si quería hacernos un guiño ese es.
Detrás de la cuadrícula renacentista para retratar a los paganos del cuadro.

Ricardo Miñana dijo...

Que pases unas felices fiestas y que la armonía, la paz y la felicidad entren en tu hogar.

un abrazo.

Freia dijo...

Isabel

Querida Isabel, con tus hilvanes, unir música y pintura es fácil.

Un abrazo

Martine

Jajajaja, ma chérie ah, que tu es bien exagerée!
Si esto es simplemente un corta y pega o un sube y pega, como quieras llamarlo.
Espero que la audición te sirva en estos días tanto como el descanso y el reposo.
Y espero también que el tronco de Nöel estuviera exquisito. Seguro que sí.

Mille bisous, ma petite

Ciberculturalia

Pues venga Vd. todo lo que quiera, mi admirada Carmen. Para eso está hecha, para ser bebida despacito.
Por cierto, espléndida su entrada de esta mañana. Es una prioridad absoluta, tiene razón.

Un abrazo y feliz Constantinopla... ¡ayss, qué envidia!

Antonio

Querido Antonio:

Pues soy yo la que se ha empapado a gusto de solarización y de Miguel Hernández, todo en uno.
Feliz año también para mi querido don Antonio de una de sus más fervientes fotoadmiradores. Y con la felicitación un abrazo.
Además del año Liszt, Antonio, también va a ser, entre otros, el año Mahler, por el primer centenario de su muerte. Repito que debería animarse a combinar este año fotografía y música.

Alucinao

Jajaja, pucelano. Son todas suyas. Ya vi el enlace en flickr (creo que fue allí). con alguna que otra espléndida imagen de su cosecha.
Muakiss frioleros.

Rafa

Mi querido Rafa... porque es Vd. le perdono eso de "una entrada de su altura...", con mi 1,57 cms. Jajajaja.

Y si, podría decirse que es surrealista, en un sentido muy amplio del término, aunque siempre visto con los ojos del XXI. Le aseguro que en el XV esos bichos estaban a la orden del día, eran simbólicos y se consideraban la cosa mas normal del mundo. Y, siento disentir, mi querido amigo, pero yo creo que todos sus cuadros son eminentemente religiosos. Pero eso podemos discutirlo delante de una cerveza, antes o después de ver los cuadros in situ.

Que sus deseos también se cumplan, querido Rafael, envueltos en un abrazo, a ser posible.

Freia dijo...

María

¡Ay, gaítana, gaítana, qué cosas se le ocurren! Compararme a mí con el Argenta... ojalá. Yo en materia de discurso musical suelo ser más aburrida que un discurso de Sáenz de Cosculluela.
Pero me alegra que te atraiga el hecho de poder escuchar al ilustre don Enrique, de la mano y paso a pasito.
Me ha encantado lo de los deberes. Tiempo tendrás, mi María.

Un abrazo grande y doble, abarrotaíto de buenos deseos.

Fra Miquel

¿Cagó bien el "tió", Pater? Espero que sí, que le diera tiempo a comprar toda la "munición" necesaria.
Confío en que las poinsettias no le hayan dado excesiva guerra en Nadal.
Y feliz año para Vd., pater, en clave de saxo...
I un petó i una abraçada

Ana

Y otro para ti, Ana. Espero que este christmas antiguo, con portal y asno y Virgen y Niño y Reyes Magos te haya compensado un poco de la escasez.

Un beso y un abrazo bien grandes a las dos.

Arterótico

Mi querida An.... esto...
Mi querido Arterótico.

A este paso va a conseguir Vd. sonrojar aún más de lo que el señor Madrazo estipuló a esta vecchia comtessa, que diría su amigo Vasari.
El dato del autorretrato es suyo y bien suyo. No se quite méritos, que yo lo aprendí de Vd. y no a la inversa.
Lo que siento sobremanera es que vayan todos tan tapaditos que no le valgan para su colección. Y mire que lo siento, que no me dio tiempo a meterme con los desnudos, antes de que prohibieran la fotografía.
¿También tiene Vd. amantes? Anda, qué casualidad, como mi querida Anarkasis. Pues le digo que ándese con ojo, que ya se sabe que los carga el diablo.

Besos y abrazos múltiples a sus amantes y colegas. Y otro abrazote para Vd., querido amigo.

Ricardo Miñana

Lo mismo te deseo y bienvenido a este club.

Un saludo.

LUISA M. dijo...

Querida Freia:
Felices fiestas también para ti, las celebres como las celebres.
Has hecho una excelente y documentadísima entrada, se nota que eres una experta en el tema.
Debo tener algún problema porque no veo tu slide, ya lo intentaré en otro momento.
Muchos besos.

LUISA M. dijo...

Ahora sí, cargué de nuevo al página y conseguí verlas.
Una auténtica maravilla acompañarte en este minucioso paseo fotográfico por esta pintura de El Bosco.
Besos.

Rayén dijo...

Un entrada muy interesante.Me encanta la pintura y la música pero debo admitir que se poco de la vida de estos grandes artistas.
Me sorprende la genialidad.Vendré con frecuencia para aprender más.

Un cálido abrazo para ti en estos frío días y los mejores deseos para el Nuevo Año.

Freia dijo...

Luisa M

Querida Luisa, azul y voladora. Me alegro de que al final pudieses ver sin problema los slides.
¿Sabes que gracias al teleobjetivo descubrí un montón de cosas en sus cuadros que, a simple vista, me habrían pasado desapercibidas? Fue una gozada fotografiarlo.

Un abrazo muy fuerte, Luisa y que el año que viene nos dé fuerza, esperanza y salud para nosotros y, sobre todo, para los que queremos.


Rayén

Gracias otra vez, Rayén y bienvenida de nuevo. No te creas que, en general, tampoco sé yo mucho de ellos. Lo que ocurre es que al Bosco me dediqué (y aún me dedico) una temporada larga y se te van quedando cosas.
Yo también me pasaré por tu página para empaparme de frutos y de verano. ¡Qué envidia me das! Un verano recién estrenado...

Que también tus deseos para este año nuevo se cumplan. Vuelve por aquí, cuando quieras. Y un abrazo cálido también para ti, a pesar de las temperaturas madrileñas.

Martine dijo...

¡Siempre cumplo mis promesas.. y cuando son placenteras, no te digo!
Aqui me tienes nuevamente.. en busca de imágenes, de música, de grata compañia..en este penúltimo día del año.. y deseando que el 2011 te sea fantástico...Brindaré, mañana por la noche, para que así sea con todo mi cariño...

Mille bisous, ma jolie Petite Comtesse.. je reste chez toi, j'écoute, j'admire, je suis bien, très bien ici...

Freia dijo...

Ma chère Martine, me pilla Vd. en las Variaciones intentando hacer una entrada para el fin de año, o para el año nuevo, que todavía no tengo muy claro qué escribir. Tengo una taza de té en la mano (quién me ha visto y quién me ve) y ando subiendo música y recuperando vídeos.
Me alegro de que se encuentre a gusto por aquí. Quédese cuanto le plaza, que sabe que el salón es todo suyo. Yo sigo a lo mío.

Mille bisous, ma Nomade.

Martine dijo...

Si he venido, ahora precisamente, es porque te sabía en tus aposentos, compartiremos el té, y me quedaré, silente, escuchando la música.. mientras sigue preparando otra de tus "epoustouflantes" Entradas... Chut... silence.. On tourne..