Un regalo de Sergio Astorga

jueves, 5 de junio de 2008

Un regalo de Joseba


Os presento a Rascayú.

Es alegre, divertido, curioso y nació hace muy poquitos días de la mano, la imaginación y la ternura de Joseba, como una especialísima cereza en la nieve.

Todavía está dando sus primeros pasos, abriéndose al mundo. Tiene unos enormes y vivísimos ojos, que "la luna eligió para viajar en ellos", y un cierto aire desvalido y tierno que lo hacen totalmente achuchable. No creo faltar a la verdad cuando digo que todos los asiduos al blog de su creador andamos perdidamente enamorados de él.
Y además es gato bajero. No, no barriobajero, sino bachero: ¡le encanta Bach!. Aquí lo tenéis intentando averiguar de dónde sale ese sonido que tanto le gusta. Ha descubierto el vinilo pero todavía no su magia e intenta ver cómo funciona. De ahí que sus patas hayan creado sus propios surcos en el disco. Pronto identificará el viejo vinilo y su eterno dar vueltas con música que le acompaña en sus andanzas y descubrimientos. Igual que me acompañará él a mí a partir de ahora, encaramado a la página de esta bitácora. Y me acompañará no sólo como oyente mudo y respetuoso, sino también como talismán para atraer el ánimo y la alegría. Eskerrik asko Joseba; eske mila.
Para él y para su generoso creador, suenan:










20 comentarios:

Selma dijo...

Ma jolie petite Comtesse!

Raskayú va être très heureux chez toi, il va ronronner de plaisir en écoutant ta musique...
C'est vraiment un très très beau cadeau, et venant de qui il vient... davantage.
Merveilleux cadeaux et merveilleux Amis, TOI Freia et Joseba!

Excelentes las piezas musicales, ahora mismo voy a escucharlas con Raskayú como testigo...

Mille et un baisers, à partager ;-)

Freia dijo...

Selma, te aseguro que si hubiera sido de verdad no me habría hecho más ilusión y... ¡mira que me gustan los de verdad!.
Lo bueno de Rascayú es que, como es virtual, puedes imaginártelo y rascarle la cabeza mientras escuchas música gatuna.
Un abrazo très très fort.

RGAlmazán dijo...

Querida condesita. Desde luego tiene usted loca a la blogocosa, empezando por mí. No sabemos como agradecerle sus desvelos por nuestras inquietudes musicales poco desarrolladas.
El gato es mi animal doméstico preferido. Ya hablé un día de mi preciosa gata Misha. Sin duda más libre y lista que su amo. Qué decir de Rascayú. Una preciosidad que le ha regalado un poeta. Casi nada.

Un beso. Salud y REpública

Selma dijo...

¡Lo que son las cosas Freia! Nos hemos reunido aquí los amantes de los gatos, Rafa con quien comparto muchas cosas, tambien tiene esta predilección por tan elegante e independiente felino... su gata se llama Misha, la mía, que añoro tanto... se llamaba Cléopâtre...
et toi ma jolie Comtesse tu as un joli Rascayú...

Plein de ronrons et de caresses!!!

Antonio Rodriguez dijo...

Freia
Pues saldremos ganando tus amigos, pues ahora sois dos para educarnos musicalmente.
Por cierto os gano a los tres, mi gata se llama Rita y mi perra Noa, que es la que me saca a pasear un par de veces al día.
Salud, República y Socialismo

Freia dijo...

Mis padres tuvieron durante 19 años una perra mezcla de caniche y setter que parece un grifón, negra como el azabache y a quien bauticé con el nombre de Nacha (ya sabes, en 1978 estaba muy de moda la dama argentina). La quise mucho aunque tenía muy mala uva y peor carácter y ladraba a todas horas. Sin embargo, a mí siempre me han atraído mucho los gatos. Mi tia abuela María estaba siempre rodeada de gatas de angora, muy aristocráticas y señoritingas, que a la primera de cambio no tenían el más mínimo rubor en juntarse con gatos arrabaleros. De las camadas subsiguientes, la tía sólo conservaba aquéllas (sólo gatas) que mantenían el pedigrí. El resto eran sacrificados. Me crié pues viendo nacer y morir gatos y adoraba su pelaje, su lengua como una lija, su independencia, su estilazo caminando por donde quisieran, su silencio, su belleza. Me gustan mucho. Ya sé que es un topicazo, pero creo que lo que más admiro es su independencia y su saber mantenerse a distancia cuando es necesario. De los perros, evidentemente, me gusta su fidelidad: Nacha se negó a comer cuando murió mi padre y estuvo a punto de morirse detrás de él.
Un abrazo a todos.

Mega dijo...

Bien por el lindo gatito, Freia. Ya tienes al primer invitado asiduo del jardín. ;-P

Pero lo mejor de todo es que te acompañará a ti y a todos nosotros en vuestras andanzas gatunas.

Abrazos gatísticos

Leg dijo...

... Y su elegancia ¿no?
Precioso regalo este Rascayú. Cuídalo, Freia.

;-)

Naveganterojo dijo...

Bienvenido el gatito al que le gusta Bach (¿por que sera?),que pases un feliz fin de semana,da recuerdos a todos.
Salud.

Freia dijo...

Mega

Es cierto, va a tener un frondoso jardín por el que perderse a sus anchas cuando no aguante a la dueña del blog. Creo que va a sentirse a gusto en su rincón.

Leg

Sí Leg, en especial su elegancia. Y ese aire de misterio, aunque sea un topicazo, que suelen tener los gatos en esos asombrosos ojos.
Ten por seguro que lo cuidaré y le daré raciones de güiskas para que identifique la comida como otro placer... ¡no todo va a ser música, pobre!

Navegante

Te advierto que cuando crezca, a lo mejor, se vuelve un tanto cañero... con las criaturas (independientemente de su grado de evolución darwiniana) nunca se sabe.
Mañana tenemos reunion bloguera y espero conocer o volver a ver a un montón de personas para tí muy queridas también. Ten por seguro que nos acordaremos mucho de ti.

Buen fin de semana y un abrazo a todos.

Manuel Ortiz dijo...

Pues sí que nos has salido melómano este gatito. Y es que algunos felinos son muy suyos. Yo tuve una gata que perdía el sentío cada vez que escuchaba Carmina Burana. Daba gusto verla, las bobadas que hacía. Menos mal que todavía siguen quedando gatos con buen gusto.

Cósimo dijo...

Me gusta mucho Raskayú.

Medea dijo...

Me has dejado con los ojos como platos. ¿Se dispara el himno al entrar a mi blog? ¿en serio? Estoy alucinando...

Gracias por la visita y por avisarme de ese detalle Freia.

Saludos,

Freia dijo...

Manuel

Jaja..así que perdía el sentíocon las Carmina Burana... Era mucho más aristocrática que la perrilla de mis padres a quien la música del teledario la hacía ladrar literalmente como una posesa.
Rascayú es curioso y bachero, pero de momento parece que controla. Ya veremos cuando llegue febrero...

Cosimo

A mí también Cosimo. Me gustó desde el día en que nació con esos enormes ojazos y ese cierto aire de desvalido. Como puede comprobar, aprende rápido y bien. Su creador es genial.
Además, le chifla encaramarse a los árboles...

Adanero dijo...

Uy, uy, uy, mi gato hace uy, uy, uy...
Venga condesita, cántenos eso.

Freia dijo...

¡Imposible sr. Conde (pititín, pititonde). Yo ya no tengo edad para ir enseñando el ombligo por ahí!
PS Me marcho que voy a llegar al aquelarre con el tiempo justito.

Tanhäuser dijo...

Pues está simpático el nuevo amigo que te has echado ¿verdad?
Y lo que te vas a ahorrar en veterinarios... Uf.
Besos, adorable Freia.

Freia dijo...

Jajaja Tan, no había caído en la cuenta de lo del ahorro. Y al precio que va la sanidad privada gatuna es un auténtico pastón.

fritus dijo...

Madame Freia...como estáis?. Un encanto este Rascayú..( ¿ algo que ver con el de la canción..."cuando mueras que harás tú?) me recuerda a un gato negro que conozco y del que ya nos hemos hecho un poco amigos. Le explico...cada día aparco mi coche cerca de mi puesto de trabajo, en un parking público al aire libre...allí vive un gato negro que esta todo el rato tranquilito, menos cuando ve mi coche...que entonces decide cruzar para saludarme , (sabe que como buen descendiente de romanos, soy superticioso y creo en las señales del entorno y la naturaleza) al principio me mosqueaba y ahuyentaba al mal de ojo tocando troncos de árboles, pero como tras meses de ver al gato-sereno sigo aquí en el mundo pues eso... le dejo comida. Igual también es un gato melomano y viene atraíso por el sonido del CD del coche. ...En este caso no es Bach, puedo adverarlo.

En fin, disculpe el rollazo y voy a visitar el blog de Joseba. Mi gato del parking del Consell Insular también tiene unos ojos cósmicos, como del espacio. Igual son familia.

Freia dijo...

Querido Fritus:

A lo mejor el gato se acerca porque desde el primer momento intuyó en ti a alguien elegante, independiente y aristocrático como él, amén de inteligente (y lo digo sin coña). Dicen que tienen un sexto sentido, ¿no?. Con respecto a la teoría de la música del CD, estoy segura de que tiene algo que ver. ¡Afortunadamente no sólo de Bach vive el hombre!
Déle Vd. un abrazo a Joseba de mi parte